Buscan concienciar sobre violencia machista con chistes que escandalizan

La campaña del Ayuntamiento de Zamora ha levantado mucha polémica en las redes sociales

EFEZAMORA

El Ayuntamiento de Zamora ha iniciado una campaña que busca concienciar sobre la violencia machista y para ello recurre a poner en carteles, en tipografía grande, tres chistes machistas "que escandalizan" y bajo ellos la leyenda "La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice".

La concejala del Ayuntamiento de Zamora y presidenta del Consejo Municipal de la Mujer en el que se aprobó la campaña, Laura Rivera, ha admitido que era consciente de que se podría generar polémica con la campaña pero lo que buscan es educar y "que se hable del gravísimo problema social" que supone la violencia machista.

Ha explicado que la campaña toma como referencia chistes machistas que contados en una reunión de amigos o en la barra de un bar "hasta pueden provocar risa" pero vistos en los carteles colocados en distintas calles de la ciudad "escandalizan por su crudeza, crueldad y machismo".

Los carteles se pueden ver desde hoy hasta el 25 de noviembre en ocho soportes publicitarios en espacios públicos del centro de Zamora y muestran, con un fondo negro en tipografía grande, frases supuestamente jocosas como "¿Qué hace una mujer fuera de la cocina? Turismo" y bajo ellas la leyenda de la campaña.

Con ello se busca denunciar, educar y tomar conciencia sobre ciertas actitudes de la vida cotidiana que denotan violencia machista.

Rivera ha defendido esta campaña porque invita a hablar, pensar y debatir, ya que "lo que no queremos hacer es llevar violetas a la tumba" de las mujeres muertas víctimas de violencia machista.

Por su parte, la publicista de la agencia Touché autora de la campaña, Esther Antón, ha llamado la atención sobre algunas manifestaciones machistas que no se ven o están socialmente aceptadas y entre ellas ha mencionado el humor como forma de "normalizar el machismo, que es la raíz de la violencia hacia las mujeres". Por ello, la campaña ha buscado lanzar el mensaje de que la violencia no es un chiste y no hay que ser cómplice de ella.

La publicista de la campaña ha indicado que al igual que hay gente que se ha ofendido con ella, pretenden que las personas se ofendan pero "en la calle, cuando escuchen comentarios o chistes machistas" o los reciban en sus grupos de whatsapp.

Ha agregado que lo que "no tiene gracia" es que hayan asesinado a cincuenta mujeres en diez meses y ha advertido que "si normalizamos los chistes machistas también lo haremos con la violencia o con el asesinato".

Por su parte, la concejala de Igualdad del Consistorio zamorano, Adoración Martín, ha comentado que es de "las campañas fuertes, que repelen" pero ha confiado en que la polémica creada con la campaña sea positiva y sirva para poner de manifiesto que hay distintas formas de violencia, algunas simbólicas como los chistas machistas.

La campaña, aprobada en el Consejo Municipal de la Mujer, ha contado con el rechazo de algunas asociaciones y partidos presentes en ese órgano de participación ciudadana, como la asociación de mujeres en igualdad de Zamora, la asociación zamorana de mujeres empresarias o el PP.

 

Fotos

Vídeos