¿Cuál es el origen de la expresión 'vaya torrija llevas'

El pastelero segoviano Juan José Marín muestra las torrijas. /Ical
El pastelero segoviano Juan José Marín muestra las torrijas. / Ical

El Norte
EL NORTESegovia

La historia cuenta que la famosa expresión 'Llevar una buena torrija' se remonta a la tradición de servir este postre con un vasito de vino. Según algunos investigadores, comenzó en Andalucía, allá por siglo XVII, aunque otros lo sitúan en las típicas tabernas madrileñas. En cualquier caso, el efecto es el mismo, al incrementar su consumo en varias unidades, era fácil salir del establecimiento «con una buena torrija» y que al protagonista le dijeran: «¡Menuda torrijas llevas!».

El origen de la torrija, señala el pastelero segoviano Juan José Marín, no está nada claro y hay diferentes versiones. Casi todos los entendidos citan los textos de Juan de la Encina, que en el siglo XV ya hablaba de 'torrejas' y cómo prepararlas. Otros autores ven antecedentes de esta receta tan típica de Semana Santa en postres que se preparaban, nada más y nada menos, que en el siglo I.

Un dato en el que coinciden muchos artículos, como ha quedado reflejado en el nombre con el que ha llegado a nuestros días en algunas regiones, 'Torrada de parida', es porque se les daba de comer torrijas a las mujeres tras dar a luz, para que se recuperaran y porque se pensaba que ayudaba a la producción de la leche materna.