Santa Eulalia vibra con las 'levantás'

Tres costaleros colocan el Cristo en posición vertical. ./Antonio de Torre
Tres costaleros colocan el Cristo en posición vertical. . / Antonio de Torre

Cientos de personas participan en la procesión de los Cinco Misterios

Q. Y.Segovia

Alguna tímida nube y una ligera brisa que a última hora de la tarde no causaba molestia alguna. El tiempo acompañó la Procesión y Oración de los Cinco Misterios, que volvió a congregar a cientos de personas a las puertas de la iglesia de Santa Eulalia para contemplar la 'levantá' de la imagen del Santísimo Cristo de la Esperanza.

Desde minutos antes de las ocho de la tarde, decenas de personas de todas las edades esperaban la salida de la imagen a las puertas del templo. Con cámara en mano la mayoría de ellos para inmortalizar el momento, algunos se subieron a vallas próximas y otros –los más pequeños– a los hombros de sus padres para poder ver por encima de las filas de personas que esperaban con expectación que el Cristo de la Esperanza saliera por la puerta. En el interior de la iglesia los costaleros recibieron las últimas instrucciones antes de proceder, con paciencia y cuidado, a sacar el paso del templo, con la imagen todavía tumbado, en posición horizontal.

Con los primeros acordes de la banda de cornetas y tambores de la hermandad también llegaron los primeros aplausos de la tarde. Éstos se intensificaron y rompieron el silencio existente cuando tres costaleros, subidos en el paso, colocaron al Cristo de la Esperanza en posición vertical.

Llegó entonces el turno de la oración, de los primeros cánticos y de las palabras de la alcaldesa, Clara Luquero, a los costaleros, antes de que se soltarán al cielo tres palomas blancas que anunciaron el inicio de un recorrido que concluyó, en torno a las doce de la noche, en la iglesia de Santa Eulalia.