La Piedad perdona los pecados en una procesión única por su XV aniversario

La salida de la Virgen de la Piedad. / ANTONIO QUINTERO

El desfile procesional paró en las sedes de las hermandades y culminó con un acto de reconciliación en la iglesia de San Francisco

Paloma Aguado Carro
PALOMA AGUADO CARROPalencia

El tiempo alivió ayer la preocupación de los hermanos de la Piedad y, a pesar del frío, se celebró una procesión única, que conmemoraba el XV aniversario de la fundación de la cofradía. Por primera vez, la Virgen de la Piedad y la talla de Francisco de Asís recorrían todo el centro de la ciudad el Sábado de Pasión. Y lo más memorable, como recordatorio del espíritu de hermandad y unión de la Semana Santa, fueron las nueve paradas en las sedes de todas las cofradías, con la lectura de los siete misterios y la letanía. El acto principal se celebró en la iglesia de San Francisco, donde todos los hermanos asistieron a la reconciliación y al perdón de sus pecados, para dar comienzo, con pureza, a los siete días de Pasión.

Galería de fotos

La procesión comenzó en la iglesia de San Agustín para continuar su recorrido parando en las diferentes hermandades. La primera de ellas, la Vera Cruz, en la Iglesia de San Pablo. La talla de la Virgen de la Piedad paraba ante las sedes, ante la espera de los hermanos que, con las puertas abiertas de su templo, portaban su estandarte preparados para rezar en comunión. Así, el desfile procesional se detuvo después en la capilla de los Nazarenos, en la Capilla de las Agustinas Recoletas, en la iglesia de San Miguel, la iglesia de la Compañía, en la capilla de la Soledad y la capilla de la Orden Franciscana Seglar . El recorrido culminaba en la iglesia de San Francisco, donde se congregaron muchos palentinos, no sólo para asistir a la reconciliación, sino también para poder contemplar a la Virgen de la Soledad, que se asomó a la plaza para acompañar a los hermanos de la Piedad en su celebración.

De nuevo, ya a las 22:00 horas, continuaron en procesión hasta la capilla del Santo Sepulcro, para despedirse finalmente en la iglesia de San Agustín. Así, se ponía el broche final a la segunda procesión, que prepara a los palentinos para celebrar este Domingo de Ramos.

 

Fotos

Vídeos