La villa de Ayllón recupera su antigua muralla árabe

Imagen de los lienzos de origen hispanomusulmán del recinto fortificado Los Paredones. /E. N.
Imagen de los lienzos de origen hispanomusulmán del recinto fortificado Los Paredones. / E. N.

El proyecto para recuperar los lienzos de origen hispano musulmán del recinto fortificado recibió 150.000 euros con cargo al 1,5% Cultural

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento de Ayllón ha sacado a licitación las obras de restauración del recinto fortificado Los Paredones. Los trabajos salen a licitación por 165.289,26 euros y el plazo de presentación de ofertas concluye el 8 de mayo.

Fue el pasado junio cuando la Comisión de Patrimonio autorizó la rehabilitación, después de que la Comisión Mixta del 1,5% Cultural seleccionara la obra, para la que reservó de forma provisional una aportación de 150.000 euros sobre el presupuesto total de 200.000 euros. Las líneas básicas de la intervención propuesta ya habían sido sometidas a informe del órgano territorial, que se quedó a la espera de recibir el proyecto de realización de un estudio histórico y documental previo del monumento y el detalle de las actuaciones a realizar en el ámbito de la restauración arquitectónica.

Finalmente se dio el visto bueno a la propuesta completa de actuación arqueológica para el estudio estratigráfico, histórico y constructivo de la fortificación, con excavación, lectura de paramentos y analíticas específicas. Y también se ha autorizado la restauración del bien, que contempla la liberación de los paramentos en la zona interior del recinto, evacuación de pluviales, restitución volumétrica de las zonas más deterioradas de cubos y lienzos, y tratamiento, consolidación, sellado e impermeabilización de las fábricas de tapial. Las intervenciones culminarán con la instalación de cartelería informativa de tipo didáctico.

Los Paredones de Ayllón es uno de los enclaves con más encanto de esta villa medieval situada en el extremo nordeste de la provincia. Vestigio de la ocupación árabe, se trata de un tapial que todavía sigue en pie, a pesar de los siglos transcurridos, sobre el cerro donde se encontraba ubicado el castillo de Ayllón. Del castillo solo queda la llamada torre vigía Martina y los restos de este tapial árabe que circundaba todo el recinto. El murallón de adobe está totalmente agujereado y en algunos de esos orificios aún quedan restos de vigas empotradas perpendicularmente, que en su día permitían apoyar en ellas los dos tableros verticales para añadirle los encofrados. Es en esta parte de la torre donde se pueden apreciar los restos de la muralla árabe más relevantes, aunque a lo largo de todo el cerro hay restos de argamasa de la muralla que rodeaba la villa y de la que aún quedan varios adarves enfrente del río Aguisejo, que continúan hasta el arco medieval de Ayllón.