Riaguas reclama un proyecto de reforestación del municipio

Parte de los asistentes a la concentración del domingo 20 de agosto./El Norte
Parte de los asistentes a la concentración del domingo 20 de agosto. / El Norte

Más de 200 vecinos protestan por la «salvaje tala» realizada por la Diputación de Segovia en diciembre de 2016

EL NORTESegovia

Más de 200 vecinos de Riaguas de San Bartolomé y pueblos colindantes se han concentrado este domingo, 20 de agosto, en los alrededores del Puente Viejo de la localidad para protestar por la «salvaje tala» aprobada por la Diputación de Segovia en octubre de 2016 y realizada en diciembre, y para exigir la aprobación de un proyecto de reforestación en el municipio. Una comisión (compuesta por la Asociación Sociocultural y el Ayuntamiento) está ultimándolo y parte del estudio de especies arbóreas y zonas de reforestación. Este proyecto se presentará a todos los vecinos el próximo sábado 26 de agosto.

El Ayuntamiento presentará el proyecto a los vecinos el sábado 26 de agosto

En la concentración del pasado domingo, los niños, portando cada uno una fotografía de un árbol, posaron en el antiguo paseo arbolado ahora desgraciadamente convertido en un páramo. Todos los asistentes se fotografiaron junto a los tocones exhibiendo una pancarta con el lema 'Los árboles son vida. Reforestación YA'.

El acto finalizó con la lectura de un manifiesto en el que se dio las gracias a los partidos políticos, instituciones, medios de comunicación y particulares que durante estos meses han mostrado su apoyo y solidaridad con la lucha que los vecinos están realizando.

Sin documentos

No obstante, los vecinos lamentaron la «actuación oscurantista y bochornosa de las autoridades que, hasta la fecha, no han querido hacer público ni el expediente de autorización de la tala, ni el informe medioambiental que justificaría la decisión de talar los árboles», frente a otras medidas que hubieran permitido mantener la arboleda, como una poda selectiva y el corte exclusivamente de los árboles enfermos.

Según indica el manifiesto, «los árboles, como se puede observar en los tocones que han quedado, estaban en su mayoría sanos, y una poda técnica habría sido suficiente para prevenir cualquier incidente».

Además, observan los vecinos que «esta supuesta solución no ha sido aplicada en otras zonas del entorno. Hace unos días, sin ir más lejos, un árbol seco desde hace tiempo, cayó sobre esta misma carretera unos kilómetros más allá».

«Tampoco han accedido las autoridades (la Diputación) a informar del nombre de la empresa que llevo a cabo los trabajos y el proceso de adjudicación de las tareas, así como del destino de la madera talada y los posibles beneficios económicos que su venta pudiera haber reportado», señalaron.

Según indican en el manifiesto, «los vecinos no quieren que la reforestación de Riaguas sea una excepción, sino un ejemplo que evite que este tipo de actuaciones se repitan en otros municipios».