«El pueblo de Santo Tomé está aterrado e indignado, ha podido volar toda la manzana»

Ayuntamiento de Santo Tomé del Puerto./E. N.
Ayuntamiento de Santo Tomé del Puerto. / E. N.

El Juzgado de Sepúlveda ordena el ingreso en la Unidad de Psiquiatría del Hospital del artífice de colocar un artefacto explosivo en el Ayuntamiento de Santo Tomé del Puerto

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

«Todo el personal del Ayuntamiento está aterrado, y los vecinos están asustados y a la vez indignados, porque el atentado ha sido en la Casa Consistorial, que es la casa de todos». Ángel Mora, alcalde de Santo Tomé del Puerto, resumía así los sentimientos que imperan en la pequeña localidad segoviana, con cerca de 300 habitantes empadronados en sus cinco núcleos, aunque en los fines de semana la población se incrementa bastante. Fue precisamente al final del pasado fin de semana cuando ocurrió el suceso, descubierto al ver forzada la puerta principal del Ayuntamiento: el presunto autor de los hechos, detenido tras una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil, había colocado una bombona de butano con una mecha en la primera planta del edificio. Por causas técnicas, la mecha del improvisado y artesanal artefacto explosivo no llegó prender el gas y no se produjo la deflagración.

El alcalde, Ángel Mora, se personará como acusación particular en nombre del Consistorio

El alcalde de Santo Tomé, que gobierna con otros tres concejales de su grupo del Partido Castellano-Tierra Comunera, pedirá a los otros tres concejales, del Partido Popular, que apoyen su decisión de personarse como acusación particular en la causa, en la que probablemente el presunto autor será acusado de un delito de daños y estragos. Este fue detenido en Astorga, donde tiene uno de sus domicilios y el martes pasó a disposición del Juzgado de Sepúlveda, que ordenó su ingreso en la Unidad de Psiquiatría del Hospital General de Segovia al acreditar una tentativa de suicidio.

La explosión requiere una mezcla adecuada de gas y aire

Fuentes de los Tedax de la Guardia Civil de León explican que «no es fácil que un artefacto con una bombona de butano llegue a explotar». Es necesario que haya una mezcla adecuada de gas y aire para que sea muy inflamable, «y es difícil que vaya a prender con una mecha de antorcha». Aparte de que «hay que dejar tiempo para liberar el gas d ela bombona y que haga la mezcla idónea con el aire». La confección de un artefacto así puede encontrarse en Internet, explica, pero no es muy fiable. Las consecuencias si hubiera explosionado habrían sido muy graves, aunque dependen de los materiales de construcción del edificio, si los muros son de mampostería o de ladrillo. En cualquier caso, el experto considera que en un caso como el de Santo Tomé, con el artefacto en la primera planta de un Ayuntamiento que no es muy grande, podría haber destruido todo el edficio.

La nota conjunta de Policía Nacional y Guardia Civil no aporta la identidad del detenido. Sin embargo, el alcalde de Santo Tomé el Puerto tiene fundadas sospechas de quién puede ser, al relacionar la colocación del artefacto en el Ayuntamiento con otra parte del plan que puso en práctica el detenido, pues entre el sábado 20 y el domingo 21 prendió fuego a dos máquinas excavadoras que estaban siendo utilizadas en trabajos de reforestación en terrenos próximos a la estación de esquí de La Pinilla, en el término de Cerezo de Arriba. Las máquinas industriales, de marca Komatsu, quedaron completamente destruidas e inservibles y, según sus propietarios, su valor supera los 60.000 euros.

Ángel Mora prefiere reservarse el nombre de quien considera, por estos indicios, que es el autor de los dos sucesos. Cree que es mejor no decirlo por ahora «para no entorpecer las diligencias previas de la investigación», pues se personará como acusación particular. Pero al relacionar todos los hechos no tiene demasiadas dudas. Es más, según informaron los cuerpos de seguridad, el detenido comunicó por mensajería instantánea a uno de los propietarios de la máquina calcinada que la había quemado, «así como su intención de suicidarse».

Examen pericial

El alcalde de Santo Tomé del Puerto insiste en que «la noticia ha causado terror en el pueblo» desde el pasado lunes porque si hubiera explotado el artefacto de confección casera «habría volado todo el edificio de dos plantas y quizá toda la manzana». La información facilitada por la Policía y la Guardia Civil indica que, tras el examen pericial del artefacto, realizado por técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) de la Guardia Civil, contaba con todos los elementos necesarios para provocar la explosión y «habría provocado una onda de presión que habría causado graves daños en la estructura del edificio, desplazamiento y derribo de tabiques».

Los técnicos están determinando las causas por las que el gas o la mecha no llegaron a alcanzar el grado de inflamabilidad adecuado, pues el detenido había colocado la bombona en el descansillo de la primera planta, con el regulador abierto y una mecha de antorcha de dos metros que llegaba hasta la planta de abajo, que prendió y que llegó a consumirse en parte, pero se apagó después por «causas técnicas».

Aunque falló este dispositivo casero, los especialistas han advertido de que si se hubiera accionado algún interruptor de luz cuando entrara alguien en el Ayuntamiento, la chispa eléctrica podría haber servido como iniciadora para inflamar la mezcla de gas y aire, «con el consiguiente resultado de lesiones o muerte de las personas afectadas».

Por fortuna, el montaje no fue efectivo. Aunque si hubiera explotado el domingo por la noche, cuando el edificio estaba vacío, probablemente no habría causado víctimas, pero habría dejado al Ayuntamiento y los vecinos de Santo Tomé sin unas dotaciones «modestas pero muy necesarias», declara el alcalde.

Mora subraya que en la planta superior de la Casa Consistorial están los despachos de la Alcaldía y de la secretaría, y en la baja, «las oficinas municipales, el archivo histórico (con documentos desde 1800), el consultorio médico y el salón donde las personas mayores del pueblo hacen ejercicio y otras actividades».

El susto, añade el regidor, «lo vamos superando, pero cuando lo piensas en frío es lógico que el personal esté aterrado y los vecinos indignados, porque no es que haya venido alguien a dar dos bofetadas al alcalde, sino a cometer un atentado en un edificio público. Y asusta –agrega– porque alguien que hace esto puede coger una escopeta y pegar un tiro a quien le parezca».

Deudas importantes

Mora espera que la investigación confirme sus sospechas para personarse en la causa penal. Aunque todo apunta a que el detenido es quien él cree. Policía Nacional y Guardia Civil han colaborado para identificar y detener al presunto autor de los hechos, que habría actuado movido por «importantes deudas económicas». Al conocer los hechos, el grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia y el equipo de Investigación de la Compañía de Sepúlveda activaron un dispositivo de búsqueda coordinado con la Comisaría de Policía Nacional de Astorga, donde el detenido tiene uno de sus domicilios conocidos.

Fue localizado en Astorga tras las pesquisas que incluyeron «múltiples contactos telefónicos y telemáticos con el entorno familiar y amigos». El dispositivo de búsqueda dio resultado y fue detenido inmediatamente en la ciudad maragata como presunto autor de un delito de daños y estragos. De sus declaraciones dedujeron los investigadores que podría tener otro artefacto o material explosivo, y solicitaron la colaboración del equipo Tedax de la Comisaría de León. En la inspección del coche del detenido encontraron dos garrafas de gasolina y una de cloroformo.

El Ministerio del Interior destaca la «efectiva colaboración» de los dos cuerpos, que permitió detener al sospechoso, y evitar otros hechos que «hubieran puesto en evidente riesgo la vida e integridad tanto del detenido como de otras personas, así como cuantiosos daños materiales».