El PSOE no da por perdida la Diputación de Segovia

Alicia Palomo, en la rueda de prensa./E. N.
Alicia Palomo, en la rueda de prensa. / E. N.

La procuradora Alicia Palomo afirma que «los segovianos son los principales perjudicados por el pacto PP-Ciudadanos en la Junta de Castilla y León»

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Alicia Palomo, procuradora del PSOE en las Cortes de Castilla y León y exalcaldesa de El Espinar, ha asegurado este miércoles que «la Diputación de Segovia no la damos por perdida, ni muchísimo menos». Aún con la posibilidad de que el PP y el su propio partido puedan recurrir la asignación de diputados provinciales, Palomo ha manifestado que en este ámbito de posibles acuerdos con Ciudadanos en ayuntamientos y corporaciones provinciales «las directrices han venido muy marcadas por las direcciones nacionales, eso sí, cuando les interesa, porque en El Espinar una de las líneas rojas era no pactar con Vox, pero la Diputación no la damos por perdida».

La procuradora pide a Francisco Igea que «sea valiente» y se abstenga para que sea presidente Luis Tudanca

Con una distribución de escaños que concede por el momento doce diputados al PP, diez al PSOE, dos a Ciudadanos y uno a IU, los socialistas no descartan un acuerdo con CS, aunque Alicia Palomo no ha mancionado esta posibilidad de forma explícita y ha manifestado que «hay que esperar el tiempo prudencial, el tiempo que se están marcando», aunque ha matizado que «creo que lo que se está esperando es a ver qué pasa con la constitución de las Cortes para ver qué pasa en las diputaciones».

Por eso, ha añadido, siendo «prudentes» y «respetando los tiempo», los socialistas van a «trabajar por esa regeneración también en la Diputación de Segovia».

Pacto de perdedores

Alicia Palomo, que también es la portavoz de la ejecutiva provincial del PSOE de Segovia, ha explicado que «el 26 de mayo los segovianos y los castellenoleoneses votaron por un cambio político en la Junta de Castilla y León para acabar con el régimen caduco del PP, tras 32 años en el gobierno autonómico en los que la comunidad, en lugar de avanzar, se ha quedado estancada».

Según Palomo, la región ha perdido «industria, posibilidades de empleo y población, sobre todo gente joven que ha tenido que abandonar la omunidad para conseguir fuera oportunidades laborales que no tienen aquí».

Lo que pierde Segovia

Lo que pierde Segovia si se confira el «pacto de perdedores entre PP y Cs es, a juicio de Alicia Palomo, «las mejoras que no han sido capaces de llevar a cabo en los últimos 32 años«. Ha mencionado la procuradora que Segovia no tiene «ni Unidad de Radioterapia, algo que los pacientes oncológicos llevan reclamando años y que el PP no se ha cansado de asegurar que sería una realidad, pero la verdad es que a día de hoy sigue sin existir«. Como contrapunto, ha subrayado, «todos los hospitales de Castilla y León cuentan con una unidad de ictus gracias al trabajo realizado en la última legislatura por la procuradora segoviana Ana Agudíez, ahora senadora».

En la provincia de Segovia, ha dicho, «seguimos esperando el centro de salud en Nueva Segovia, el barrio más poblado de la capital, como ya prometieron hace cuatro años; y el nuevo centro de salud en Cuéllar, así que ese acuerdo no tiene nada positivo para los segovianos», y en el medio rural se nota «la falta de compromiso con la salud de los segovianos se ve en el cierre continuado de ambulatorios rurales; en la falta de medios que tienen para prestar sus servicios en municipios como Cuéllar o Riaza; y las escasas plantillas que tienen que atender a una población dispersa y cada vez más envejecida».

La educación es otro de los servicios esenciales que «el PP ha dejado de lado en los últimos años, también cerrando aulas en los pequeños municipios y obligando a los niños a desplazarse cada día en autobuses escolares que hacen rutas de decenas de kilómetros por la provincia para poder ir al colegio. A esto hay que sumar los retrasos continuados en la construcción del nuevo instituto de San Lorenzo, y eso a pesar de que el Ayuntamiento de Segovia puso a disposición de la Junta el terreno en cuanto se solicitó para que empezaran las obras cuanto antes», ha indicado la también procuradora socialista.

Los segovianos votaron, en opinión del PSOE, «por un gobierno digno y de regeneración después de 32 años de régimen del PP», pero Ciudadanos, «incumpliendo sus promesas de regeneración y cambio» de la campaña, «está despreciando el impulso de cambio y al PSOE como ganador en las urnas, con un pacto de perdedores con el Partido Popular, para que se mantenga en el poder», de manera que se ha plegado «ante un PP descompuesto, débil y manchado de corrupción», ha declarado Palomo.

En este sentido, ha pedido a Francisco Igea que sea «valiente y aplique de una vez en Castilla y León la misma receta de abstención que propone en el Congreso para la investidura de Pedro Sánchez», para permitir «con la abstención de su partido un gobierno de Luis Tudanca en la comunidad, ya que sería la mejor opción para ambas instituciones y la ciudadanía».

El Espinar

Para Alicia Palomo, los acuerdos en la provincia de Segovia entre PP y Cs son «los 'pactos de la vergüenza' con la única obsesión de apartar al PSOE de las alcaldías después de ganar las elecciones, como ha sucedido en Valverde del Majano o El Espinar, tienen su máximo exponente con la formación de un 'gobierno trifachito' en El Espinar repartiéndose concejalías sin ningún proyecto o programa de futuro. ¿Qué opina la señora Arrimadas de Ciudadanos de ese gobierno conjunto con la extrema derecha y dándoles además las políticas de igualdad?», se ha preguntado la portavoz socialista.

En el caso concreto de El Espinar, «lo más vergonzoso es la fuerza con la que se ha permitido la entrada de VOX en el Gobierno municipal. El candidato del PP, con tal de conseguir la Alcaldía, ha regalado a la formación de extrema derecha dos Tenencias de Alcaldía de las cuatro que hay y algo que es más grave: ha delegado la Concejalía de Igualdad en VOX. Por lo que respecta al representante de Ciudadanos, un vecino de Los Ángeles de San Rafael, que ha entrado en el gobierno municipal y en la Junta de Gobierno Local, ni siquiera tiene una Tenencia de Alcaldía adscrita a un núcleo de población como es lo lógico, que sea el teniente de alcalde del núcleo en el que reside; sin embargo, se va a encargar de Turismo, Medio Ambiente y todo lo relacionado con Comunicación en el Ayuntamiento de El Espinar».

El pacto de PP, Ciudadanos y Vox en el Ayuntamiento de El Espinar, ha insistido, «es un pacto de perdedores que tiene un único objetivo: conseguir el poder en el Ayuntamiento y echar al PSOE, legítimo vencedor de las elecciones».