Los pequeños pueblos de la comarca de Cuéllar temen perder los consultorios médicos

Usuarias en el mostrador del centro de salud de Cuéllar./ M. R.
Usuarias en el mostrador del centro de salud de Cuéllar. / M. R.

Hasta el momento 300 firmas piden mantener las plazas de los facultativos que acuden cada semana a las pedanías

ÁLVARO GÓMEZSegovia

La huelga de médicos de área interinos ya ha comenzado a dejar los primeros efectos en los pueblos de la comarca de Cuéllar. Los vecinos ven con temor que se cierren los consultorios médicos en cada una de sus localidades y llevan unos días recogiendo firmas para ejercer presión ante lo que consideran una crisis sanitaria. En situación normal, cada localidad recibe una o varias visitas por semana de un médico, dependiendo de la población de cada una de ellas. Con la huelga, ahora tan solo hay una hora de servicios mínimos en el centro de salud de Cuéllar, por lo que los vecinos de las pedanías tienen que desplazarse hasta allí.

«Antes de la crisis el médico venía dos veces por semana, luego con los recortes lo redujeron a una sola visita y ahora parece que pretenden cerrar los consultorios», indica Julio Martín, alcalde pedáneo de Dehesa de Cuéllar.

La obligación de acudir a Cuéllar para pasar consulta debido a la huelga supone un problema para los habitantes de los pequeños pueblos ya que una parte importante de ellos son personas mayores. La solución que les han propuesto es establecer una ruta de autobús para trasladar a aquellas personas que no puedan movilizarse por su cuenta, pero no es una opción satisfactoria para los vecinos. «Hay que tener en cuenta que la gente mayor es el 90% de la población de esta zona y ellos tienen aún más miedo. Les cuesta más subir a un autobús» declaró Martín, que puso en duda esta medida como solución. «Al final lo que se ahorran por un sitio se lo van a tener que gastar por otro», exclamó.

Entre 600 y 700 usuarios

Con la huelga, los servicios mínimos establecen tan solo una hora para atender en el centro de salud de Cuéllar, lo que está generando problemas debido a las grandes colas. Martín indicó que su doctora habitual cubre la atención en Dehesa de Cuéllar, Dehesa Mayor, Lovingos, Fuentes, Frumales y Moraleja. Seis localidades que, al ser verano, ven cómo su población aumenta y por tanto se intensifica este problema. «En agosto prácticamente se duplica el número de habitantes por lo que mi doctora tiene unos 600 o 700 personas, es tremendo».

En los últimos días se han recogido 300 firmas con la colaboración de varios establecimientos de la zona. «Pretendemos que no se cierren los consultorios y el resto de reivindicaciones que tienen los médicos si puede ser que se cumplan, será mejor para todos» declaró Julio Martín, quien criticó también la falta de participación de Antonio María Sáez, consejero de Sanidad. «El consejero está de vacaciones y por lo tanto no hay negociaciones. En unos meses nos vendrán a pedir el voto», sentenció Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos