El invierno de Segovia congela el Pontón Alto

Un hombre pisa el Pontón Alto de Segovia congelado, este lunes por la tarde. /Antonio de Torre
Un hombre pisa el Pontón Alto de Segovia congelado, este lunes por la tarde. / Antonio de Torre

El intenso frío seco de las últimas fechas ha provocado que varias zonas del embalse presenten placas de hielo

C. B. E.Segovia

El invierno ha comenzado muy seco. La estación tiene hasta ahora como característica principal el frío, sobre todo nocturno, pues en las horas centrales del día se han superado los 10 grados positivos. De noche y en las madrugadas el termómetro cae por debajo de cero. De ello dan fe los vecinos de Cuéllar, que han vuelto a sufrir la temperatura más gélida de España. A lo largo de la madrugada del domingo al lunes, el termómetro en la villa segoviana se desplomó hasta los 11,4 grados bajo cero.

Este frío seco también ha congelado el embalse del Pontón Alto, con temperaturas sobre la superficie que no suben más allá de los uno o dos grados en positivo. Las placas formadas en la superficie del pantano alcanzan en varias zonas un notable grosor de varios centímetros.

Algún aventurado se ha atrevido en la tarde de este lunes a pisar el hielo y ha osado caminar sobre él. Pero no es prudente probar la solidez de estas placas.

Volúmenes por encima de hace un año

El agua embalsada en el Pontón Alto y en Linares del Arroyo supera los niveles a los que estaban hace un año. A pesar de la falta de precipitaciones en las últimas fechas, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) indica que el primero está al 100%. Es decir, acumula 7,4 hectómetros cúbicos, un tope que mantiene desde principios del pasado noviembre. La media de los últimos diez ejercicios, a esta misma altura del año, es de 6,2.

Por su parte, Linares del Arroyo, con capacidad para 54,4 hectómetros cúbicos, embalsa en la actualidad 30,7, el doble que hace doce meses y 2,6 hectómetros más que la media de los últimos diez años.