Hay Festival reserva 300 noches de hotel para los 200 participantes de esta edición

Fotomontaje con la instalación 'Nube' del artista Ricardo Cárdenas, que estará en la terraza de Santa Columba. /Ricardo Cárdenas
Fotomontaje con la instalación 'Nube' del artista Ricardo Cárdenas, que estará en la terraza de Santa Columba. / Ricardo Cárdenas

Los eventos gratuitos bajan la venta de entradas, pero Cremaschi espera miles de asistentes

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

No hay todavía un estudio de economía aplicada sobre el retorno económico directo del Hay Festival a la ciudad de Segovia. La Universidad de Valladolid lo ha propuesto, pero el coste echa para atrás a la organización, a la propia universidad y al Ayuntamiento, que es uno de los principales patrocinadores. Sí dispone, en cambio, Sheila Cremaschi, directora del festival, de una estimación de lo que supone la presencia de noticias del festival en los medios nacionales e internacionales; Hay Festival tiene contratada una agencia para eso y si en otras ediciones ha supuesto un valor añadido de en torno a tres millones de euros, en esta puede superar los cinco millones de euros, con publicaciones en Financial Times que pueden valer más de 200.000 euros cada una, según la propia editora. «Lo publicado hasta ahora en todos los medios es extraordinario, por valor de más de un millón de euros», destaca Cremaschi. De todos modos, esta edición del Hay Festival de Segovia se presenta con novedades y con un número de eventos y participantes superior al de las celebradas; serán más de 200 personalidades que necesitarán alojamiento. Entre todos los ponentes, escritores, periodistas, artistas y filósofos, suponen más de 300 noches de hotel que han movilizado a la organización para conseguir las reservas en un verano con mucha actividad turística en Segovia.

Como indica la directora, el aumento del número de participantes ha supuesto un esfuerzo para obtener las reservas de los hoteles, los habituales con los que ha trabajado la organización desde las primeras ediciones y otros con los que ha contratado por primera vez. «Hasta hemos adelantado dinero para las reservas, porque en Segovia hay pocas plazas disponibles, y creo que no vamos a tener problemas, pero entre todos hemos reservado ya alrededor de 300 noches de alojamiento», comenta Cremaschi. Cuenta también con el mayor número de periodistas acreditados y define los prolegómenos de esta edición que presenta con muchas novedades como «una locura que no vamos a repetir», pero luego añade que le gusta «experimentar, para no aburrir al público».

De eso se trata. Desde el 9 al 23 de septiembre, la decimocuarta convocatoria del festival de las artes y las letras ofrece 58 eventos con entradas de pago y el primer día, catorce eventos todos de acceso libre, aunque «es necesario inscribirse antes», advierte la directora. Sheila Cremaschi arriesga en cada edición. Presenta novedades y esta vez el espacio único que forman las plazas de San Martín y de Medina del Campo está pensado como escenario de una sucesión de eventos (en cuya organización y desarrollo se movilizan cien personas, explica) que en cierto modo es un experimento para «ver qué pasa cuando ocupas con fuerza un espacio público, para ver si la gente que viene a un evento tradicional de conversaciones entre escritores después pasa por la plaza y participa».

Movilización

Las entradas están a la venta en tres librerías segovianas (Antares, Punto y Línea y Diagonal) y en Internet. Cremaschi espera movilizar al público de Segovia y cuenta ya con que, de nuevo, habrá muchos asistentes que lleguen desde Madrid y, por las entradas adquiridas a través de la web, con una proporción destacada de extranjeros «que vendrán a Segovia y también han reservado hoteles porque piensan pasar dos o tres días». Lo dice por la experiencia de otros años y con la confianza de que «este año vamos a superar los registros en todo, en la repercusión mediática –insiste– y en la participación ciudadana en los eventos en las plazas».

El primero, el lunes 9 de septiembre, será la apertura del programa de artes visuales en el que vuelve a colaborar el empresario Félix Ortiz. El ingeniero y artista Ricardo Cárdenas instalará en la terraza de Santa Columba, enfrente del Acueducto, una 'Nube' formada con tubos de aluminio pintados de blanco, y con este proyecto que tiene el complemento de la exposición en la huerta de Ortiz, Cárdenas pretende «crear conciencia de cómo podemos revertir los efectos dañinos causados a la naturaleza».

Será el primer paso en el recorrido por las exposiciones de este año, entre ellas las que muestra Palacio Quintanar, la selección de vídeo arte comisariada por Kate Cox sobre moda y sostenibilidad (en colaboración con el British Council) y la de fotografía 'Las caras del tiempo', de Ricardo Martín, comisariada por Elvira Lindo, y por la tarde, en la Real Casa de Moneda, la de 'Trafalgar: el viaje', de Daniel Parra, una reinterpretación pictórica de la histórica batalla.

Pictórica será también la intervención que realizará por la tarde en la plaza San Martín el segoviano Alberto Reguera, una performance en vivo a partir de sus paisajes abstractos tridimensionales; mientras tanto, sonará la música del piano de Jorge Nava (el mejor español clasificado por Trinity College London en el Concurso Internacional María Canals 2019) y después, cuando concluya, Alberto Reguera conversa con el periodista Aurelio Martín en torno a sus influencias. Esta jornada inaugural concluirá pasadas las nueve de la noche con 'Poetas en la Plaza', evento en el que participarán Ángela Segovia, Premio Nacional de Poesía, y Antonio Lucas, Premio Loewe de poesía, en conversación con el periodista Jesús Ruiz Mantilla.

Acceso y difusión

El programa, que en el año pasado tuvo trece exposiciones, este año consta solo de cuatro, pero en conjunto sumarán muchos centenares de visitantes. «Con tantos eventos de acceso libre no vamos a vender 10.000 entradas como en 2018, preferimos por eso hablar de asistentes», asegura Cremaschi. Y serán miles. Contribuirá la cabina que estará en la Plaza Mayor, donde cada persona que lo desee dispondrá de un minuto para leer sus poemas o escritos, que luego estarán en una web sueca, en la de un diario nacional y en Hay on Wye, en Gales.

Para esta edición, cuando preocupan el auge de los populismos y los nacionalismos, el programa centra varias conversaciones sobre «el futuro de Europa y del poder de la ficción para cambiar el pensamiento». Y en los debates estarán, entre otros, los escritores Fernando Aramburu, Antonio Muñoz Molina, James Ellroy y Soledad Puértolas, los filósofos Fernando Savater y Javier Gomá y los artistas Christina Rosenvinge y James Rhodes o Suzy Amis Cameron, exactriz y esposa del cineasta James Cameron, que promueve iniciativas para combatir el cambio climático.