La enseñanza concertada acusa la bajada de la natalidad en Segovia

Padres acompañan a sus hijos en un primer día de clase en el colegio de las Concepcionistas. /A. de Torre
Padres acompañan a sus hijos en un primer día de clase en el colegio de las Concepcionistas. / A. de Torre

Solo hay tres centros religiosos en la provincia, que registran poco más de 3.000 alumnos, el 13% de las matrículas

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La opción de la enseñanza concertada no termina de arraigar en la provincia segoviana, que se sitúa a la cola de la comunidad autónoma en cuanto a las matrículas y centros docentes. La implantación de este modelo de educación se ve muy relegada con respecto al predicamento que atesora el sistema público de enseñanza, donde se concentra en torno al 87% del alumnado inscrito en la formación reglada.

Durante este curso escolar que enfila ya su trimestre final, 3.011 jóvenes estudian en los tres únicos colegios gestionados por órdenes religiosas, con la ayuda de la financiación autonómica, que hay a día de hoy en la provincia.

Empieza el plazo de inscripción con 6.096 vacantes en la provincia

Este jueves 21 de marzo es un día que todas las familias con hijos en edad escolar tienen señalado en el calendario doméstico. Empieza el periodo abierto por la Consejería de Educación de la Junta para tramitar las inscripciones de cara al curso que viene. El plazo se alargará hasta el 3 de abril para no coincidir con las vacaciones de Semana Santa. Muchos centros abrirán sus puertas en las próximas jornadas para enseñar de primera mano las instalaciones, los servicios que prestan, las actividades y la cartera formativa que se brinda a lo largo del año. El conjunto de 68 centros docentes, entre concertados y públicos, que hay en la provincia ofrece para el curso 2019-2020 un total de 6.906 vacantes. Los tres colegios concertados acaparan 309 de esas plazas, lo que equivale al 4,4% de la oferta.

De hecho, los tres se localizan en la propia capital, aunque uno pronto se mudará a las instalaciones que se edificarán en el núcleo de La Lastrilla. Se trata del colegio de las Madres Concepcionistas, abandonará el casco histórico de la ciudad y que junto a los centros de Nuestra Señora de la Fuencisla, de los hermanos Maristas, y el Claret componen la terna de instituciones que apuesta por la el modelo de la enseñanza concertada en Segovia.

El único territorio de Castilla y León que se acerca a estos exiguos números es Soria, que también suma tres entidades docentes en la capital, pero añade un colegio más en el ámbito provincial, según la exposición geográfica facilitada por secretario autonómico de la Asociación Escuelas Católicas, Leandro Roldán.

«Es una cuestión de demografía»

El representante de este colectivo deduce cuáles son las razones que están detrás de la escasa implantación de la enseñanza concertada en entornos como el segoviano o el soriano. «Es una cuestión que tiene que ver con la población y la demografía», concluye, al mismo tiempo que matiza que la escuela pública también nota los efectos de la sangría que sufren los padrones.

El fenómeno de la España vaciada erosiona lenta pero paulatinamente las cifras de matriculación. Es un goteo constante de pérdida de alumnos, consecuencia del descenso progresivo de la natalidad en esas provincias más castigadas por el éxodo de jóvenes en edad de formar familias y por la dichosa despoblación.

Segovia viene de marcar mínimos de nacimientos en los últimos ejercicios, cifras que no se conocían desde los años 70. Las previsiones que barajaba el Instituto Nacional de Estadística poco antes de que 2018 echara el cierre es que el año pasado se iba a despedir con menos de 1.100 nacimientos. En esa proyección de población publicada por el mismo ente oficial se dibujaba una tendencia todavía más acusada en el descenso de los alumbramientos hasta llegar a los 954 en el ejercicio 2032. Esas estadísticas también intuían una caída de la tasa de natalidad, la cual pasaría en quince años de 6,8 a 6,6 nacimientos por cada mil habitantes, según el INE.

250 menos este curso

Por lo tanto, no se atisban suficientes señales luminosas que enseñen el final del túnel. Ante este panorama, los representantes de la enseñanza concertada entienden que las matriculaciones en sus colegios se resientan y que la bajada de la natalidad haga mella a la hora de poblar las aulas los colegios religiosos. En el presente curso escolar, el alumnado que estudia en los tres centros segovianos de educación concertada ha disminuido con respecto a la campaña académica anterior en unos 250 estudiantes. Es decir, una reducción nada desdeñable del 7%.

Los datos globales de matriculaciones del curso actual revelan que, en el cómputo total de la enseñanza ofertada en la provincia, apenas hubo variaciones con respecto al 2017-2018. Solo un estudiante menos. Es más, al inicio de la presente campaña se puso de manifiesto un equilibrio entre el contingente de alumnos que terminaban su etapa formativa escolar y el de los estudiantes que la iniciaban. Por lo tanto, se deduce que las inscripciones en la escuela pública subieron de forma leve y ese crecimiento compensó la caída de la concertada.

Sobre todo en Infantil

De cara a la campaña escolar 2019-2020, los tres colegios concertados acaparan 309 de las más de 6.900 plazas vacantes totales en el cómputo de los 68 centros docentes de la provincia, lo que equivale al 4,4% de la oferta. Los pupitres a ocupar el año que viene en el Claret, los Maristas y las Concepcionistas se concentran fundamentalmente en primero de Educación Infantil, donde el primero de los tres se mantiene como la entidad escolar del sistema educativo segoviano que más plazas propone. Entre los cursos de Infantil (103); Primaria y Secundaria, que suman diez más, y las reservas para alumnos con necesidades educativas específicas y para escolares del programa de compensación, la oferta en los claretianos asciende a 161 vacantes que buscan titulares.

La proporción es similar en los otros dos centros, donde los cursos iniciáticos de los niños que empiezan su andadura en la escuela copan la oferta prevista en el proceso de inscripción para el ejercicio 2019-2020. En el caso de las Madres Concepcionistas son sesenta las vacantes, además del cupo para necesidades específicas y compensatoria.

A diferencia de los padres claretianos, no hay plazas en Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), según revela la lista facilitada por la Dirección Provincial de Educación con motivo del inicio del periodo de inscripción. Por su parte, el centro de la Nuestra Señora de la Fuencisla pone a disposición de los interesados 39 pupitres en primero de Infantil para quienes quieran lucir la elástica marista el próximo curso.

El secretario autonómico de la Asociación Escuelas Católicas ensalza el esfuerzo de los colegios concertados por mantener el volumen de matriculaciones a pesar del azote demográfico.