El Hay Festival de Segovia vuelve a ser referencia cultural en la comunidad

Autoridades e invitados en la inauguración del Hay Festival de Segovia../Antonio de Torre
Autoridades e invitados en la inauguración del Hay Festival de Segovia.. / Antonio de Torre

La unidad de Europa y la lucha contra la desigualdad de género marcarán los debates hasta el 23 de septiembre

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Superar los 25.000 asistentes a los distintos eventos y exposiciones de las dos últimas ediciones, las diez mil entradas vendidas, son objetivos que la organización no ha marcado como tal, pero que probablemente busca porque rebasar los límites es sinónimo de beneficio, tanto cultural como económico. Aún no hay estudios sobre el retorno económico de Hay Festival, como reconoció este lunes la alcaldesa, Clara Luquero, pero la directora, Sheila Cremaschi, ha remarcado otras veces que el público extranjero, unas dos mil personas por la referencia de las últimas ediciones, ocupa muchos alojamientos durante dos o tres días. Y la alcaldesa corroboró que «los hoteles están llenos».

La presencia de asistentes de otros países, en algunos eventos el 60% del aforo total, es un signo de éxito y de convivencia. Y este año la venta de entradas para los distintos eventos «va bien», manifestó Cremaschi en la inauguración oficial, durante el recorrido por las exposiciones. El Hay Festival de Segovia es un referente para el turismo internacional. Ha comenzado este lunes. Casi dos centenares de escritores, pensadores y artistas y 109 eventos están previstos en el programa. Las conversaciones las abrieron este lunes por la tarde el crítico de cine Carlos Boyero y el periodista Borja Hermoso. La próxima semana estará el resto del elenco, con Ken Follett, Manuel Vilas, Hanif Kureishi, Antonio Muñoz Molina, Clara Usón, Boris Izaguirre, Santiago Roncagliolo, Javier Sierra o Marwan, Paul Preston, Stephen Frears o Isable Coixet, entre otros.

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, destaca que «redunda en beneficios para la cultura y la economía de Castilla y León»

Convivencia. Es un deseo, una palabra y una cualidad para discutir sobre ella desde la literatura, el arte y la política. En un lugar, en Segovia, y en la decimotercera edición del Hay Festival. Es lo que Sheila Cremaschi ha pedido a los 165 participantes en las sesiones de debate, que reflexionen sobre la convivencia: «En este momento no hay nada más intranquilizador que el futuro de Europa, y todos tenemos que contribuir para que esta Unión Europea permanezca muy unida, porque representa para el mundo los valores democráticos y en el momento que tengamos una Europa dividida o destruida los valores democráticos caerán».

Sin citar el 'brexit' ni la posible salida del Reino Unido de la unión, esta unidad europea vuelve a ser objeto de reflexión. Y lo fue, de pasada, en este acto inaugural con reparto de rosas blancas y pétalos al aire, en presencia del embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, quien en Palacio de Quintanar subrayó que «los valores que nos unen son más importantes que los que dividen».

Exposiciones de todas las disciplinas

La imagen recuperada del arco de la desaparecida puerta de San Martín es la entrada al ciclo expositivo de esta edición del Hay Festival. Obra del artista Juan Garaizábal, recuerda esta puerta de la ciudad, aunque con el arco a más altura porque por razones de seguridad debe permitir el acceso del camión de los bomberos. La recreación es una parte de la presencia del escultor, creador de vídeo arte y grabador, entre otras facetas, en el festival, pues el día 21 será inaugurada en la Huerta de Félix Ortiz, en San Marcos, el resto de su exposición 'Memorias urbanas'. Y entre toda la oferta merece una mención especial la presencia de Eduardo Arroyo en el Torreón de Lozoya para presentar 'Tríptico: arte, literatura y teatro', una muestra de la obra multidisciplinar del artista de la nueva figuración española. El recorrido por las exposiciones es siempre la inauguración del festival. La Alhóndiga fue el primer espacio visitado; en la sala municipal está la que tiene el título de 'Sísifo confuso', con fotografías de los trabajos y los días del artista gallego Leiro. En La Casa de La Lectura, 'Dibugrafías', 51 acuarelas del artista Miguel Panadero sobre las que el escritor José Félix Valdivieso ha escrito sus historias. En Palacio Quintanar hay cinco, entre ellas las de instantáneas del fotoperiodista brasileño Ricardo Teles, las del fotógrafo alemán Harald Hauswald y las del polaco Tomasz Tomaszewski sobre la vida cotidiana de la comunidad romaní. Otras muestras están en el Colegio de Arquitectos, 'Arquitectura para las personas', ejemplos de sostenibilidad de profesionales daneses, y en la Casa de la Moneda la instalación '¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?, de la británica Kate Daudy.

Convivencia. Estará presente en las mesas de diálogo y está ya en las exposiciones de artes visuales de Hay Festival Segovia. Desde la escultura colgante que rememora la puerta de San Martín, que existió como cierre de la fachada de la Casa de los Picos, recreada en acero por Juan Garaizábal y que fue el marco para inaugurar esta edición y comenzar el recorrido por las muestras que incluye el programa. Debajo de las dovelas aéreas, sonó la 'Entradilla', interpretada por dos músicos de la saga de Los Silverios y dos danzantes ante los pendones que forman parte de la exposición de la Casa de la Moneda, con palabras en inglés que representan el espíritu del festival, gracia, paciencia, generosidad, «'joy of life'», alegría de vivir que Cremaschi quiere que el 23 de septiembre, al final de esta edición, hayan sido realidad.

El propósito es pues, «afianzar la convivencia», como indicó Clara Luquero. El Ayuntamiento y el festival no tienen hecho el estudio económico sobre la repercusión del evento en la ciudad, sobre el retorno económico que produce. Pero la alcaldesa subrayó que está a la vista. «Los hoteles están llenos, la ciudad llena de gente, y muchas personas que también nos visitan desde fuera de España, algo que no sucede con otros festivales que también llenan la ciudad, pero que no son tan internacionales como en este caso».

Esta vez para «hablar de Europa, de convivencia, de reflexionar, de debatir desde la coincidencia y desde la discrepancia, pero todos juntos, desde el respeto, que es fundamental para que nuestras sociedades vivan pacíficamente y seamos capaces de mantener los valores democráticos que no permiten vivir entre discrepantes», comentó.

Compromiso de la Junta

Convivencia, unidad de Europa y lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. Son las propuestas esenciales de este decimotercer Hay Festival de Segovia. Por eso es una de las ediciones más «comprometidas», como destacó la consejera de Cultura y Turismo, Josefa García Cirac, al expresar el apoyo reforzado de su departamento a «un espacio para la reflexión y el pensamiento, para la convivencia y la integración a través de la palabra y del respeto a la diversidad, para la formación, como el camino más eficaz para mejorar el mundo en que vivimos desde nuestro entorno cotidiano y para el compromiso y la lucha contra la desigualdad de género».

Compromiso reforzado de la Consejería que queda plasmado en la extensión de los Premios Castilla y León al festival con el programa 'Los mejores de los nuestros', que implica la asistencia de Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos y coodirector de la excavaciones de Atapuera, premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades en 1997, y de Araceli Mangas, catedrática de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, que obtuvo el premio el año pasado, en un diálogo coordinado por el periodista Eduardo Escapa.

García Cirac resaltó en la presentación de las exposiciones que patrocina la Consejería en Palacio Quintanar que este acontecimiento cultural, multidisciplinar y a la vez «una oportunidad para visitar Segovia y Castilla y León», es también «un reclamo de excelencia que ratifica a nuestra comunidad como un referente cultural y turístico de primer orden, en el que la cultura y el pensamiento se conciben como un territorio común y como un medio para acercar a las personas».

Es además, manifestó la consejera, «un claro reflejo de la unión de voluntades y de la suma de esfuerzos, que redunda en múltiples beneficios para la cultura y la economía de Castilla y León».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos