Cremaschi: «Carlota Casiraghi sitúa a Segovia en una posición de glamour»

Carolina Casiraghi, en el baile de la Rosa de Mónaco el pasado marzo./
Carolina Casiraghi, en el baile de la Rosa de Mónaco el pasado marzo.

La sobrina del Príncipe Alberto estará en Hay Festival de Segovia gracias a la colaboración con el Encuentro Filosófico de Mónaco

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La repercusión mediática está alcanzando ya este año nichos inéditos. Hay Festival de Segovia ha tenido ya dos publicaciones previas en la revista '¡Hola!'. El encuentro de las artes y el pensamiento suma así lectores y los diversifica, añade a los habituales de los medios escritos diarios (tan sesudos algunos como el Financial Times) a quienes tienen su preferencia por las noticias de la 'jet set' y del famoseo. La revista española posiciona al festival (y a la ciudad, remarca Sheila Cremaschi) en el ámbito «del glamour», simplemente porque acude una joven filósofa, la impulsora del Encuentro de Filosofía de Mónaco ('Les Rencontres Philosophiques de Monaco'), que al apellido de su padre une el de la familia real monegasca. Carlota (Charlotte) Casiraghi hablará de filosofía en Segovia con el presidente del jurado de los encuentros del Principado, Robert Maggiori, el 21 de septiembre en el Aula Magna de IE University, uno de los eventos más esperados (y difundidos) de esta edición de Hay Festival Segovia.

Comenta la directora que esta presencia, la de Casiraghi y Maggiori, para hablar del libro que han escrito juntos –'Archipel des Passions', definido como un pequeño tratado de las pasiones y dedicado a su padre Stefano– es gratuita: «Vienen sin cobrar, gracias a la colaboración del encuentro filosófico de Mònaco con el encuentro del Hay Festival de Segovia. Contacté con ellos y les invité, como de encuentro a encuentro».

Es una colaboración, pues, «entre dos entidades de prestigio» que ha tenido una gestación complicada y sencilla a la vez. Que el filósofo español Fernando Savater hubiera confirmado su asistencia (también el día 21, en conversacion, además, con Joseph Cohen, profesor de la University College de Dublín y cofundador del encuentro de Mónaco) la facilitó, reconoce Cremaschi, y también que desde el primer momento la directora del festival segoviano planteó que interesaba apoyar la literatura y la consideración de que «desde el año pasado estamos preocupados por la fragilidad de los valores democráticos que hasta ahora dábamos por seguros». Así, por tanto, «el Hay Festival debe contribuir a la discusión del tema e invitar a los filósofos a que hablen, es necesario», precisa.

No duda Cremaschi al afirmar que «haberla invitado ha movido a Hay Festival Segovia y ha movilizado a los medios internacionales, y le da al festival un beneficio añadido al hacerlo llegar a otros lugares». Además, asegura al recordar las publicaciones en las revistas, «también sitúa así a Segovia en una posición de glamour».