El Espinar obliga a pedir permiso para acceder a la garganta del río Moros

Excursionistas en la garganta del río Moros. /El Norte
Excursionistas en la garganta del río Moros. / El Norte

«Lo que no queremos es que entre la gente incontroladamente», afirma el alcalde

MARÍA SOPENASegovia

El Ayuntamiento del Espinar ha decidido, por segundo año consecutivo, limitar el acceso a la dehesa de la Garganta del río Moros, espacio de cuatro mil hectáreas de bosque que pertenecen al Parque Nacional Sierra de Guadarrama. El objetivo de esta limitación es cuidar este espacio natural y preservar la fauna y flora de esta zona declarada reserva de la biosfera. «Lo que no queremos es que entre la gente incontroladamente, queremos conocer quien entra por si pasa cualquier cosa saber quien ha podido ser» comenta Javier Figueredo alcalde de El Espinar.

Hasta el 30 de septiembre los visitantes que quieran acceder a este espacio tendrán que solicitar un permiso. Lo podrán hacer en el Ayuntamiento, en la página web del mismo o en las oficinas municipales que tienen tanto en El Espinar como en San Rafael. Este permiso se obtendrá de manera totalmente gratuita y será válido para un máximo de 5 días. Antes de que se acepte la petición de entrada, las personas interesadas tendrán que firmar un compromiso de responsabilidad sobre las actividades que lleven a cabo dentro del recinto. También se firmarán una serie de condiciones sobre las actividades que no se pueden desarrollar en la zona, estando prohibido hacer fuego o fumar, tirar residuos, salir de los caminos marcados o dañar la vegetación y alterar el hábitat de las especies. Asimismo, los solicitantes tendrán que tener experiencia en el desarrollo de actividades de montaña, disponer de equipos de prevención y seguridad necesarios para el desarrollo de la actividad y asegurar que en todo momento se respetará el espacio natural, evitando cualquier impacto negativo sobre la biodiversidad biológica, geológica y paisajística.

Sanciones

Durante un tiempo, los guardas municipales y los guardas forestales del Instituto de Conservación de la Naturaleza (ICONA) estarán informando de la obligación de tener un permiso para acceder a la zona. Tras este plazo se procederá a sancionar a los que accedan sin permiso y la multa oscilará entre los 100 y los 300 euros.

El valle del río Moros o Garganta de El Espinar está compuesto por pinares que forman parte de la reserva de la biosfera Real Sitio de San Ildefonso-El Espinar. El río Moros pertenece a la cuenca del Duero y es afluente del Eresma. El valle se encajona entre la cadena montañosa de La Mujer Muerta y el cordal divisorio de las provincias de Madrid y Segovia.