El Ayuntamiento de Cuéllar destaca la regularidad en el ciclo de los encierros

El público fotografía la salida de la manada de los corrales. /M. R.
El público fotografía la salida de la manada de los corrales. / M. R.

Javier Hernanz y Marcos Rodríguez subrayan la seguridad lograda en cada jornada y el comportamiento «ejemplar» de los jinetes

MÓNICA RICOCuéllar

Que la villa de Cuéllar deja atrás un ciclo de encierros «casi de sobresaliente» es la impresión de los organizadores, es decir, del Ayuntamiento. Así lo aseguraba ayer el concejal Javier Hernanz, uno de los encargados de ofrecer la información sobre el transcurso de cada carrera, junto con el de Seguridad, Marcos Rodríguez. Para el Hernanz cabe destacar una regularidad «absoluta» y rotunda en todos los encierros del ciclo. Por eso la nota que otorga a estos primeros encierros con el sello internacional es «un 8,5 alto».

El concejal aseguró que todos los encierros han sido un gran éxito, también el del domingo, en el que por el error de un caballista en concreto no entró un novillo al recorrido urbano y hubo que sedarlo. «Pero a mí el encierro del domingo también me gustó muchísimo», afirmó Herranz, y aseguró que este año se ha caracterizado por «encierros muy buenos».

Durante toda la semana, «la línea ha sido constante y regular en cuanto a organización», aseguró Hernanz, que destacó el apoyo de las fuerzas del orden y la actuación de Guardia Civil, Protección Civil, Policía Local y de todos los implicados en el buen desarrollo del encierro. «Ha habido una cohesión especial, todo el mundo ha remado en el mismo sentido y eso ha contribuido a que el resultado haya sido óptimo», explicó.

También recalcó el comportamiento de los caballistas, que calificó de «ejemplar», y apuntó que en buena medida se ha debido a la presencia de la Guardia Civil a caballo, que ha realizado una labor importante. «Se han seguido las órdenes de los encerradores, de los directores de campo», aseguró, a la vez que puso de manifiesto que la unión entre la manada y el grueso delos caballistas autorizados cada día en la cañada fue modélica gracias a la colaboración de todos.

En cuestiones de seguridad, el edil del área, Marcos Rodríguez, apuntó que durante estos días se han abierto varios expedientes por distintas infracciones observadas. A lo largo de los próximos días se analizarán uno a uno estos expedientes, para tomar las medidas oportunas en cada caso.

El concejal resaltó la coordinación única entre los diferentes cuerpos, que recaía en su persona, y manifestó que ha trabajado muy a gusto con Guardia Civil, Protección Civil, personal sanitario y de ambulancias y Policía Local. «La coordinación ha sido muy buena. La disponibilidad de todos los efectivos ha sido extraordinaria», comentó Rodríguez, quien agradeció personalmente a la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, y al teniente coronel su ayuda durante estas fiestas, puesto que ambos pudieron disfrutar ayer del encierro por el campo en primera persona.

En cuestiones de seguridad «ha sido todo muy fácil, sencillo, coordinado y sin imprevistos. Hemos comprobado que todo lo teníamos bajo control», declaró. Aún así, este año se ha constatado un aumento de personas que acompañan el recorrido campestre andando, y se han hallado zonas de cierto riesgo, por lo que en los próximos meses se estudiará la necesidad o no de tomar alguna medida al respecto.

La organización también apuntó que el mayor incidente fue el golpe que sufrió el cortador cuellarano Héctor Cabano el domingo en el concurso de rejones, y del que afortunadamente ya se recupera en Cuéllar. De hecho, ayer mismo ya se le pudo ver disfrutando de la probadilla y de algunas de las tradiciones de las fiestas, aunque aún dolorido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos