Un tormenta sorprende a los conductores en varios puntos de la provincia y corta el tráfico en la autovía A-66

Imagen de una carretera en la zona de Las Veguillas completamente cubierta de granizo.

En Las Veguillas, calles y carreteras también quedaron cubiertas de un gureso manto blanco

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El aviso de fuertes tormentas se cumplió en Salamanca y algunas zonas de la provincia vieron como en pocos minutos el suelo se cubría de granizo blanco, como si hubiese nevado.

Una de las más espectaculares se produjo en la zona de Beleña, cuando pasadas las tres de la tarde comenzó a descargar una tormenta con granizo de notables dimensiones que sorprendió a vecinos y especialmente a los conductores, que tuvieron que aminorar la marcha hasta parar en muchos casos en plena autovía A-66, lo que ocasionó largas colas y cortes de tráfico esporádicos en varias zonas.

De hecho, la propia Guardia Civil ha tenido que ir a regular el tráfico, en la zona más próxima a Guijuelo.

Por otra parte en Las Veguillas también se registró una espectacular granizada que en pocos minutos cubrió todas las calles de blanco.

En San Pedro de Rozados lo que produjo la tormenta fue una riada que anegó las calles del pueblo y obligó a los servicios del Ayuntamiento a actuar con rapidez para evitar que el agua se metiese en casas y locales.