El tejido urbano de Salamanca se oxigena con 80.000 árboles y 435 zonas verdes

Aspecto que presentan actualmente los árboles de la céntrica plaza de la Libertad/MANUEL LAYA
Aspecto que presentan actualmente los árboles de la céntrica plaza de la Libertad / MANUEL LAYA

El Ayuntamiento renovó la fisonomía de la capital con la plantación de 2.177 árboles de reposición y 2.444 nuevos en los últimos ocho años

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Verde, verde y más verde. Éste es el sugestivo desafío que se están marcando los sesudos gestores de diferentes urbes españolas a la hora de dibujar y pincelar su futuro modelo de ciudad. Oxigenar las calles y plazas con un ramillete de apacibles jardines, relajantes parques y robustos árboles, así como dotarlas de espaciosos anillos verdes para el disfrute de los vecinos en el momento de buscar zonas para el necesario esparcimiento ciudadano, es un objetivo que cada vez irrumpe con más fuerza en las agendas de trabajo de los responsables institucionales.

Salamanca se ha incorporado al bloque de ciudades que quieren conjugar y combinar, de forma armoniosa, el crecimiento urbanístico con un diseño repleto de espacios verdes. Por de pronto, la ciudad puede presumir de contar ya con importantes indicadores numéricos en este sentido.

Uno de esas referencias imprescindibles es el arbolado.Los datos que maneja el Ayuntamiento de Salamanca ponen de relieve que en la capital delTormes hay actualmente unos 80.000 árboles repartidos por todo el tejido urbano de la ciudad. En concreto, se trata de los árboles cuyo mantenimiento y cuidado corre a cargo de los operarios del Consistorio salmantino. En realidad hay más, ya que en esta estimación –los 80.000 árboles– no se incluyen los árboles que crecen en las riberas del río, dado que estos constituyen una competencia de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).

Esta voluminosa cifra es el resultado de sumar 20.825 árboles alineados, que son los que se encuentran plantados en las calles, los 46.582 que están distribuidos por las diferentes zonas verdes, mientras que los restantes pertenecen a jardines y centros escolares, que se encuentran actualmente pendientes de ser inventariados.

El Consistorio ha hecho un seguimiento de los árboles que se han ido plantando en los últimos años , concretamente desde 2011 coincidiendo con la llegada a la Alcaldía de AlfonsoFernández Mañueco. En concreto, a lo largo de estas últimas ocho anualidades se han plantado 4.621 árboles. De ellos, 2.177 son de reposición de especies perdidas (sumando tanto los de pradera como los de alineación) y 2.444 árboles nuevos. A estos hay que sumar los del sector urbanístico de La Platina, cuyo inventario se está actualizando y los del parque de Garrido, 20 de los cuales fueron depositados en el vivero municipal, para su plantación en otras zonas verdes de la ciudad. En la Platina hay más de 3.400 árboles y en el parque de Garrido 195.

Por otro parte, se encuentra en fase de licitación el contrato de suministro y plantación de 481 árboles más, con un presupuesto base de licitación de 57.443,86 euros, según los datos facilitados por el Ayuntamiento.

El análisis detallado de las plantaciones efectuadas en estos últimos ocho ejercicios pone de manifiesto que 2015 fue el año con mayor actividad en este ámbito, dado que se plantaron un total de 1.280 árboles.De ellos,160 fueron reposiciones y 586 fueron nuevos, todos ellos asentados en praderas y zonas verdes. Por lo que se refiere a los árboles en alineación situados en las calles, en 2015 se plantaron 486 de reposición y 48 nuevos.

El segundo año con mayor actividad de este periodo fue 2013, cuando se plantaron 1.212 árboles.

Por lo que se refiere a las zonas verdes, cuyo mantenimiento compete al Ayuntamiento, la ciudad tiene un total de 435.

Por otro lado, el modelo de ciudad por el que se apuesta para el futuro de Salamanca, donde se combine y armonice el crecimiento urbanístico con el desarrollo sostenible, podrá cristalizarse con un proyecto singular y de dimensiones excepcionales. Se trata de la estrategia de desarrollo urbano sostenibleEdusi Tormes+, que pretende transformar todos los barrios del área trastormesina dotándolos, precisamente, de numerosas zonas verdes.

Tormes+, que cuenta con un relevante presupuesto de 19 millones de euros sufragado a partes iguales entre las arcas del Ayuntamiento de Salamanca y los fondos Feder de la Unión Europea, ha protagonizado importantes avances cualitativos a lo largo de los últimos meses. En mayo del año pasado, sin ir más lejos, la comisión municipal de Edusi Tormes+ ratificó la inclusión total o parcial de las más de 40 propuestas realizadas por diversos colectivos, asociaciones e instituciones como la ocho veces centenaria Universidad de Salamanca, con el sugestivo reto de enriquecerla.

En total, el Consistorio salmantino recibió entonces 43 propuestas de 22 promotores que fueron analizadas por una comisión técnica de valoración, que estudió su viabilidad y posible incorporación a la estrategia de mejora de las riberas del río Tormes a su paso por Salamanca.

Un paso más

El pasado 26 de enero ese horizonte verde que se quiere vislumbrar en Salamanca comenzó a otearse de una forma cada vez más definida con motivo de la presentación por parte del alcalde Carlos García Carbayo de uno de los proyectos más ambiciosos de Tormes+, como es la creación de un gran parque de más de 100.000 metros cuadrados en la zona de Lasalle y Salas Bajas, dotado con 600 huertos urbanos ecológicos y que estará acompañado por nuevas zonas de ocio y disfrute en el entorno de la ribera del río Tormes. Será, además, uno de los grandes pulmones verdes de la ciudad, para el que se han presupuestado 2,4 millones de euros y un plazo para la ejecución de las obras de 12 meses. La previsión del Ayuntamiento es que el proyecto esté listo a finales de este mes para poder ser licitado.

El regidor municipal subrayó entonces que este proyecto había sido fruto del diálogo con diferentes colectivos, ya que para su elaboración se habían tenido en cuenta las propuestas, presentadas por formaciones como la Asociación de Agricultores Ecológicos, ASPRODES, la Asociación de Desarrollo Comunitario de Buenos Aires (Asdecoba), el Instituto Multidisciplinar de Empresa, la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, el Madin USAL, la asociación La Enea y el Comité Antinuclear y Ecologista.

El proyecto contempla cuatro modalidades de huertos –ocio, sociales, de investigación y formación– y servirán como conexión y transición entre la zona más urbanizada y el entorno natural de las márgenes del río, y que constituirán los corredores verdes.

Cada huerto tendrá una superficie media de 50 metros cuadrados, estarán delimitados en once sectores vallados con medidas de seguridad (cámaras de videovigilancia y control digital de acceso), supondrán 40.000 metros cuadrados de cultivo y contarán con 30.000 metros cuadros de paseos verdes, 7.000 de zonas verdes, 700 árboles nuevos y seis kilómetros de conducciones de agua.

En este futuro pulmón verde de la ciudad se habilitarán también un aljibe de 2.500 metros cúbicos para su mantenimiento con una planta fotovoltaica de bombeo, contadores de agua y alumbrado público eficiente. A estas infraestructuras se sumarán dos naves almacén para la gestión con una superficie de 300 metros, donde se ubicarán aseos públicos y una zona para el alquiler de aperos. Los ciudadanos podrán disfrutar, además, de zonas comunes con sombras y mesas para picnic para el descanso.