Los salmantinos pagan hasta 24 tipos diferentes de tributos al Consistorio

La recogida de basuras es uno de los 24 tributos municipales que cobra el Oager. /LAYA
La recogida de basuras es uno de los 24 tributos municipales que cobra el Oager. / LAYA

El calendario del contribuyente incluye para este mes el pago del IBI y de las tasas de las escuelas infantiles, la teleasistencia y la ayuda a domicilio

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Muchos de los vecinos de la capital salmantina acostumbran a prodigarse en quejas por los impuestos que tienen que pagar periódicamente al Ayuntamiento, pese a que desde las instancias consistoriales –concretamente desde la filas del Gobierno bipartito municipal que conforman el PartidoPopular yCiudadanos– se insiste una y otra vez en que la práctica totalidad de los tributos municipales han permanecido congelados durante los últimos años, lo que permite dar un alivio a la maltrecha economía de millares de ciudadanos.

Pese a que muchos salmantinos farfullan sobre los impuestos con valoraciones muy negativas, lo cierto es que existe un desconocimiento generalizado sobre los tributos que realmente cobra elConsistorio para engrosar sus arcas.

El OrganismoAutónomo de Gestión Económica y Recaudación (Oaeger) es la entidad municipal que se encarga de recaudar estos tributos. En concreto, son 24 los impuestos y tasas municipales que tiene estipulados elConsistorio y cuyo calendario de cobro viene fijado, precisamente, por el Oager.

Los 24 tributos comprenden ámbitos de lo más variado de la vida cotidiana, como son la ayuda a domicilio, la comida a domicilio, la concesión de kioscos, la escuela de música, las escuelas infantiles municipales, el gasto por el suministro eléctrico y la calefacción a las entidades cesionarias de locales en el centro municipal LuisVives, la ocupación de la vía pública con cajeros y la ocupación de la vía pública con postes, entre otros.

La lista de tributos prosigue con el Impuesto de ActividadesEconómicas –uno de los más importantes desde el punto de vista recaudatorio para las arcas consistoriales–, los arrendamientos de fincas urbanas, el programa socioeducativo de viviendas en régimen de alquiler sosical, puertas y cocheras, recogida de basuras, recogida de escorias, la reserva de espacios de autotaxis, la teleasistencia, las terrazas, el uso de los mercados, el impuesto de vehículos de tracción mecánica, así como la utilización de servicios deportivos, tanto mensuales como trimestrales.

Capítulo aparte digno de una especial mención es otro de los tributos estrella de cualquier ayuntamiento, fundamental para el estado de su economía, como es el Impuesto de Bienes Inmuebles. El Oager tiene estipulados en este sentido tres tipos de IBI, como son el IBIde naturaleza rústica, así como el IBIurbano y el IBIde características especiales.

El Oager establece para el mes de septiembre que hoy comienza el pago de varios impuestos, como son el IBIurbano, las escuelas infantiles municipales, arrendamientos de fincas urbanas, teleasistencia, comida a domicilio, ayuda a domicilio, el programa socioeducativo de vivienda en régimen de alquiler social y la utilización de servicios deportivos, tanto mensuales como trimestrales.

Sin duda alguna, el hecho más destacado que se está viviendo este año en Salamanca en materia de impuestos ha sido la bajada en un 5%del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), una medida que se aprobó el año pasado cuando el PPgobernaba en solitario, fruto del acuerdo programático entablado por los populares conCiudadanos.

Se calcula que la disminución del 5% aplicada en el IBI está beneficiando durante la presente anualidad a más de 80.000 contribuyentes de la capital y, junto con la congelación del resto de impuestos, supondrá un ahorro anual a los salmantinos de aproximadamente dos millones de euros, según las previsiones que efectuó en octubre del pasado año el concejal responsable del área deHacienda, Fernando Rodríguez.

Asimismo, el Consistorio tiene congelados todos los tributos y, con carácter general, las tasas, precios públicos y tarifas salvo en aquellos casos en los que se procedió a una actualización conforme al IPC por la obligatoriedad derivada de algunos contratos municipales para este ejercicio.

El Ayuntamiento subrayó, cuando anunció esta congelación de los tributos, que estas medidas respondían al compromiso del Consistorio de adoptar medidas fiscales para apoyar a las familias, a los emprendedores y autónomos y a las empresas. Todo ello vinculado con la necesidad de mantener el equilibrio en las cuentas públicas municipales para permitir al Consistorio seguir contando con recursos suficientes para garantizar la calidad de los servicios públicos, profundizar en el desarrollo de actuaciones de carácter social y continuar realizando inversiones necesarias para la ciudad, según los planteamientos esgrimidos por los populares.

Además y según datos oficiales del Ayuntamiento, desde mayo de 2015 se han congelado y bajado diversos impuestos, tasas y precios públicos y además se han incrementado los beneficios y las reducciones en las diferentes ordenanzas fiscales para favorecer a más salmantinos.