PSOE y Ganemos acercan posiciones con su rechazo frontal al nuevo presupuesto

El portavoz socialista José Luis Mateos, en un momento de la sesión plenaria. Al fondo, el alcalde Carlos García Carbayo. /MANUEL LAYA
El portavoz socialista José Luis Mateos, en un momento de la sesión plenaria. Al fondo, el alcalde Carlos García Carbayo. / MANUEL LAYA

PP y Ciudadanos aprueban las nuevas cuentas y Rodríguez acusa a Mateos de querer gobernar con la «izquierda radical»

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El madrugador pleno municipal que celebró ayer la corporación local en el Ayuntamiento no deparó ninguna sorpresa y, tal como era previsible, PPy Ciudadanos aprobaron con sus votos el nuevo presupuesto municipal, que asciende a 152,4 millones de euros. PSOE y Ganemos no solo coincidieron a la hora de votar en contra de las nuevas cuentas, dado que también esgrimieron unas tesis muy similares al considerar que el nuevo presupuesto representa «el fin de un ciclo», como son los 24 años que lleva gobernando el Partido Popular en el Consistorio salmantino. Y es que el horizonte electoral surcado por los comicios municipales del próximo 26 de mayo comenzó a vislumbrarse ayer en la sesión plenaria.

De hecho, el portavoz municipal del PP,Fernando Rodríguez, aprovecho su última intervención para arremeter de forma contundente contra el candidato socialista a la Alcaldía, José Luis Mateos, a quien criticó por «estar dispuesto a formar un Gobierno con la izquierda radical» en virtud de los resultados electorales que deparen las urnas el 26-M.

Fernando Rodríguez detalló de forma pormenorizada las nuevas cuentas, que contemplan una reducción del 5% en el IBI, que se une a la rebaja en la Plusvalía y en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como a la congelación del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos, realizadas durante el presente mandato municipal.

Las cuentas municipales destinarán 11,1 millones de euros a actuaciones para fomentar el empleo y la generación de actividad económica. Por otro lado, se destinarán 1,5 millones a la puesta en marcha de la urbanización del sector de suelo industrial de Peña Alta, con el objetivo de poner a disposición de empresas que quieran instalarse en Salamanca suelo industrial a precios asequibles y para posibilitar la construcción de la plataforma intermodal del Puerto Seco para el transporte de mercancías, según explicó el edil del PP.

Las nuevas partidas permitirán iniciar el Centro de Recepción de Visitantes en la Fonda de la Veracruz, que será objeto de una profunda remodelación, y en la plaza del Mercado Viejo; además de abrirse nuevos espacios turísticos, como el mirador de San Esteban.

Rodríguez concretó que las inversiones ascenderán a 16,2 millones, a los que hay que añadir otros 13,5 millones procedentes del superávit del ejercicio 2018. Además, se consignarán más de 52 millones de euros a la prestación de los principales servicios municipales, como son el transporte urbano, la limpieza viaria y la recogida de basuras, el mantenimiento de los jardines y las zonas verdes, el alumbrado público, la señalización de vías públicas y los servicios de atención domiciliaria.

Gracias al nuevo presupuesto, elAyuntamiento culminará la cobertura de las 92 plazas nuevas de la última oferta de empleo público, y aprobará, además, una nueva oferta para cubrir las plazas vacantes originadas por las jubilaciones anticipadas en la plantilla de la Policía Local.

Los presupuestos participativos representarán un 19% de las inversiones y si se les agregan los 4,8 millones procedentes del superávit de 2018, los presupuestos destinarán este año el 27% de las inversiones a propuestas ciudadanas para mejorar los barrios de la ciudad.

Fin de un ciclo

Los argumentos esgrimidos por Fernando Rodríguez desencadenaron una avalancha de críticas y diatribas tanto por el concejal de Ganemos,GabrielRisco, como por el portavoz municipal socialista, José Luis Mateos. Además, la formación granate no consiguió que ni una sola de sus enmiendas prosperara y saliera adelante, al ser rechazadas por PP y Ciudadanos, mientras que los ediles socialistas optaron por la abstención.En las enmiendas de Ganemos se abogaba por la supresión de la FundaciónSalamanca Ciudad de Cultura ySaberes, la apertura de dos nuevas bibliotecas municipales en Pizarrales y Puente Ladrillo y la creación de la Casa de la Música en las Adoratrices.

Risco enfatizó que se trataba del «presupuesto del fin de una época, el fin de ciclo del gobierno municipal del Partido Popular, del amiguismo, del clientelismo y del despilfarro». Denunció también que durante los últimos 24 años Salamanca ha perdido 23.000 habitantes, fruto, a su juicio, de la gestión del PP. «Es un presupuesto de propaganda para las elecciones, un presupuesto injusto en cuanto a los ingresos», proclamóRisco, quien consideró totalmente insuficiente bajar el IBI en solo un 5.%.

Por su parte, el portavoz municipal de Ciudadanos, AlejandroGonzálezBueno, se jactó de que gracias a su partido «hemos conseguido sacar adelante unos presupuestos que son más participativos que nunca y, además, están dirigidos a todos los salmantinos y a todos los barrios». El edil de la formación naranja hizo especial mención al apartado de gasto de personal, donde Cs ha logrado que el equipo de gobierno acepte «aumentar en un 3,61% la oferta de empleo público con la que se crearán nuevas plazas de trabajo que contribuirán al mantenimiento y mejora de los servicios municipales.