Las muertes no naturales se disparan un 28% en Salamanca en tan solo un año

Vecinos de la capital visitan a sus fallecidos el Día de Todos los Santos. /SERNA
Vecinos de la capital visitan a sus fallecidos el Día de Todos los Santos. / SERNA

Los tumores, los problemas circulatorios y los respiratorios causan la gran mayoria de decesos

DANIEL BAJO SALAMANCA

El Instituto Nacional de Estadística desvelo ayer de qué fallecen los salmantinos. El INE recopila una amplísima lista de causas y contabiliza cuantos vecinos perecieron el año pasado a causa de dichos motivos.

De acuerdo a los datos del INE, el año pasado nos abandonaron 4.027 salmantinos (164 más que en 2016). Fueron 2.045 mujeres y 1.982 varones. Según la metodología que aplica el INE, «la estadística de defunciones según la causa de muerte proporciona información anual sobre los fallecimientos acaecidos dentro del territorio nacional atendiendo a la causa básica que los determinó, de acuerdo con la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A partir de 1999 se utiliza la 10ª revisión de dicha clasificación», explican.

Tres de cada cinco fallecimientos acaecidos en Salamanca durante 2017 se debieron a un cáncer, una enfermedad circulatoria o una respiratoria, aunque con matices en función del sexo de los fallecidos. Y es que no todos los tipos de cáncer u otros problemas de salud tienen la misma incidencia en hombres o en mujeres.

En el caso de los hombres abundaron los tumores (637 decesos atribuibles a éstos; el 32,1% del total), seguidas de las enfermedades del sistema circulatorio (27%) y del sistema respiratorio (15%). Si hablamos de las mujeres, el motivo más común de los fallecimientos fueron las enfermedades del sistema circulatorio (696, el 34%). También destacan los cánceres (20,6%) y los problemas respiratorios (11,6%).

El INE también recopila muertes por enfermedades infecciosas, trastornos mentales, endocrinos, etc. La lista completa abarca una quincena de grandes causas y, dentro de cada una de éstas, problemas concretos. Por ejemplo, dentro de la categoría de tumores distinguen entre cáncer de colon, de pulmón, de estómago... Con semejante nivel de detalle es posible conocer claramente las de los fallecimientos en la provincia.

Dejando al margen tumores exclusivos de cada sexo (como el de próstata -81 fallecidos- o los de ovario -17 decesos-), el cáncer más común en Salamanca es el de pulmón (177 víctimas, la mayoría hombres). En el caso de las mujeres, el más prevalente es el de mama (68 casos).

Las enfermedades circulatorias, por el contrario, afectan más a las mujeres que a los hombres. En Salamanca se cobraron la vida de 696 féminas y de 540 varones. Ellas padecen más insuficiencias cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Ellos, infartos de miocardio y enfermedades isquémicas.

El año pasado se produjeron 4.027 fallecimientos, 164 más que en el año 2016

Finalmente, en el capítulos de males del sistema respiratorio (la tercera causa más común de muerte en Salamanca), el INE contabiliza 298 fallecidos y 239 finadas. En el caso de los hombres advierten acerca de enfermedades crónicas (excepto asma). En el de las mujeres hablan de «otras enfermedades del sistema respiratorio».

Muy por detrás se recogen los decesos por enfermedades del sistema nervioso (222 fallecidos entre hombres y mujeres), del sistema digestivo (194 víctimas), endocrino (144), genitourinario (141) y por trastornos mentales (141).

Lamentablemente, también hubo ocho defunciones de niños menores de un año

Causas externas

Uno de los apartados del informe del INE son las causas externas de mortalidad (accidentes de tráfico, caídas, envenenamientos, homicidios...).

Llama mucho la atención el notable incremento en el número de decesos por causas no naturales, que pasaron de las 116 de 2016 a las 149 de 2017. El incremento porcentual es del 28% en solo un año. Y lo peor es que las cifras de 2016 ya fueron un 30% superiores a las de 2015. Llevamos dos años seguidos con repuntes de en torno al 30% en las causas externas de mortalidad. En este último año se debe al gran aumento de casos de ahogamiento y, sobre todo, de caídas accidentales.

El INE también afirma que el año pasado se produjeron 33 suicidios, cuando en 2016 fueron 29.

Los datos sobre causas de muerte se recogen en tres modelos de cuestionarios estadísticos «el Certificado Médico de Defunción/Boletín Estadístico de Defunción (CMD/BED), el Boletín Estadístico de Defunción Judicial (BEDJ) y el Boletín Estadístico de Parto (BEP)», explica el INE. El primero «recoge los datos de los fallecidos por causas naturales sin que se precise la intervención de un juez, mientras que el segundo está dirigido a obtener la información de los fallecidos por causas que requieren una intervención judicial por haber indicios de posible causa accidental o violenta. En el caso de los fallecidos antes de las 24 horas de vida, los datos también son recogidos a través del BEP».

Castilla y León

Castilla y León cerró 2017 con la segunda tasa bruta de mortalidad más alta de España, con 1.195,8 muertes por 100.000 habitantes, con 28.979 fallecidos ese año en la Comunidad, 8.473 por enfermedades del sistema circulatorio y 7.744 por tumores.

Las causas de la muerte se mantienen en la misma línea que el año anterior, cuando fallecieron 8.307 personas en la Comunidad por enfermedades del sistema circulatorio y 7.857 por tumores.

Por provincias, Ávila registró 2.162 decesos, Burgos 4.016; León 6.110; Palencia 2.137; Palencia 2.137; Salamanca 4.027; Segovia 1.747; Soria 1.088; Valladolid 4.995 y Zamora 2.697.

 

Fotos

Vídeos