FÚBTOL - Segunda B

Un gol en el minuto 94 impide la quinta victoria seguida del Guijuelo (2-2)

Raúl Ruiz presiona a un rival del Coruxo. /DIARIO ATLÁNTICO
Raúl Ruiz presiona a un rival del Coruxo. / DIARIO ATLÁNTICO

El equipo chacinero encadena su séptima jornada seguida sin perder

OPTAVigo

El duelo entre dos de los equipos más en forma del grupo I concluyó con un empate. Llegó en el minuto 94 y privó al Guijuelo, que apenas había pasado apuros tras ponerse por delante en el marcador, de sumar su quinto triunfo consecutivo. Pese a ello los hombres de Ángel Sánchez mantienen su buena dinámica, con siete jornadas sin perder, aunque por primera vez, desde hace más de un mes, no pudieron dejar la puerta a cero.

Un lanzamiento de falta de Samanes que no parecía entrever peligro se convirtió en el primer gol, al poco de comenzar el partido. El balón botó ante Felipe, que midió mal en su estirada, y superó al portero madrileño.

El Guijuelo se recompuso pronto del gol en contra y puso en muchos aprietos la portería local. Primero fue Manu Fuster quien no atinó a batir a Alberto. Después, en una falta ensayada, Luque, en lugar de centrar, vio el desmarque de Pablo Espina que estrelló el remate en el lateral de la red. Y en el minuto siguiente, una internada del propio Luque por la izquierda concluyó con un centro chut raso que cruzó el área pequeña sin encontrar rematador.

Los hombres de Ángel Sánchez reclamaron un posible penalti por mano de Juanpa, aunque el árbitro dio a entender que la había visto pero no la consideraba punible. El propio Juanpa protagonizó la primera llegada del Coruxo al área del Guijuelo tras el 1-0. Solo, aunque algo escorado, cruzó en exceso su zurdazo, que se marchó junto al palo derecho de la portería defendida por Felipe. El cancerbero del cuadro charro tuvo tuvo que lucirse para evitar el 2-0 al filo de la media hora de juego en un chut de Pitu, a pase de Manu Justo, que buscaba la escuadra derecha.

Cuando parecía que estaba más cerca el segundo tanto local, llegó el empate. Raúl Ruiz penetró por la derecha y cedió la pelota a Manu Fuster, que devolvió el pase atrás a la llegada del propio capitán del conjunto salmantino. El remate cruzado superó a Alberto y supuso el empate. El lateral del Guijuelo, que había marcado su primer gol de la actual temporada en Abegondo ante el Fabril hace menos de un mes, repetía así en una nueva visita a Galicia.

Volteó el resultado el conjunto salmantino al regreso de los vestuarios. Una combinación entre Carlos Rubén, Luque y Manu Fuster propició un error de la zaga local y permitió al mediapunta valenciano encarar a Alberto y batirle con facilidad.

El encuentro, jugado a alto ritmo y con muchas ocasiones en el primer tiempo, pasó a ser más pausado y jugado al ritmo que más convenía a un Guijuelo que pudo sentenciar en una jugada en la que Luque habilitó a Pablo Espina que optó por una vaselina para superar a Alberto. El meta detuvo el lanzamiento sin apuros. Acababa de hacer el Coruxo un doble cambio, con la presencia de Jacobo Trigo y Mateo, para tratar de revertir la situación. También dio entrada Jacobo Montes a Silva y pasó a jugar por dos delanteros, mientras que Ángel Sánchez incorporó a Juanra para fortalecer el centro del campo.

El equipo vigués, que apenas había tenido llegadas reseñables en la segunda mitad, dispuso de una buena ocasión para empatar en el minuto 80 en un centro de Antón de Vicente desde la derecha que remató Samanes en la zona contraria, aunque demasiado alto. Fue prácticamente la única opción local para lograr el 2-2. El sistema defensivo del Guijuelo funcionó a la perfección y no realizó concesiones. Sin embargo, en el minuto 94, último del tiempo añadido, el Coruxo logró el empate definitivo en un envío al área que controló en largo Jacobo Trigo y acabó rematando a gol Silva.