Los médicos de Atención Primaria reclaman medidas urgentes para evitar el «colapso»

La concentracion se celebró en el centro de salud Miguel Armijo./MANUEL LAYA
La concentracion se celebró en el centro de salud Miguel Armijo. / MANUEL LAYA

Los facultativos convierten el Día de la Atención Primaria en una jornada de protesta con una concentración y con la lectura de un manifiesto

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La conmemoración del Día Nacional de Atención Primaria se convirtió en una nueva protesta reivindicativa por la falta de recursos humanos y materiales a los que se enfrentan diariamente los médicos de familia en los centros de salud. Fue precisamente el centro de salud Miguel Armijo, en la calleArapiles, el escenario elegido para desarrollar una concentración de protesta por parte de los médicos de AtenciónPrimaria, quienes reclamaron a los responsables que actúen de forma urgente para resolver sus problemas.

Los convocantes de la concentración leyeron un manifiesto reivindicativo, donde recalcaron que la Atención Primaria es el «eje fundamental de cualquier sistema de salud», detectándose tanto en Castilla yLeón como en el resto de Comunidades un«deterioro progresivo de la AtenciónPrimaria, que nos puede llevar a una situación insostenible para los profesionales e insatisfactoria para los ciudadanos».

La pérdida y fuga de profesionales por la precariedad de los contratos, el deterioro de las condiciones de trabajo, la sobrecarga asistencial, la burocratización de las consultas, la excesiva medicalización del sistema, la falta de continuidad asistencial por la desconexión entre niveles y la insuficiente tasa de reposición para compensar las futuras jubilaciones son manifestaciones del «deterioro» de la AtenciónPrimaria, que puede desembocar en el «colapso».

Para hacer frente a este preocupante declive, los facultativos de Atención Primaria reclaman una financiación adecuada que llegue, como mínimo, al 25% del presupuesto para Sanidad «con un presupuesto finalista para recursos humanos, infraestructuras y equipamientos». También piden que «se vele» por el prestigio de la Atención Primaria, así como l a reordenación de los recursos humanos dimensionándolos en función de las características de la población de cada Zona Básica de Saludo (ZBS).

Otras de las necesidades que plantearon las decenas de médicos que se sumaron a la concentración se refieren a la «dignificación» de las condiciones de trabajo de estos facultativos, «dignificando los contratos y terminando con la precariedad laboral». Además, se debe liberar a los profesionales de AtenciónPrimaria de actividades que no aportan valor, como la «burocracia inútil», aumentar las dotaciones de los centros de salud y los consultorios, así como invertir en tecnología, comunicaciones, capacitación y formación continuada, sobre todo en las zona rurales.

El presidente delSindicato Médico de Salamanca (CESM), Jesús Arcaya, recordó que la Atención Primaria es una especialidad fundamental, siendo tan importante como lo son las especialidades hospitalarias. «La situación, en vez de mejorar, ha empeorado y nuestros MIRde AtenciónPrimaria se están marchando al extranjero», lamentó Jesús Arcaya.