FÚTBOL - Segunda B

El Madrid Castilla de Vinicius amplía la resaca copera de Unionistas a la Liga

Los jugadores del Real Madrid Castilla celebran uno de los goles ante Unionistas. /FOTOS MANUEL LAYA
Los jugadores del Real Madrid Castilla celebran uno de los goles ante Unionistas. / FOTOS MANUEL LAYA

El equipo salmantino, tocado por el esfuerzo copero del miércoles en Lorca, cae por 3-0 ante el filial merengue reforzado por el delantero brasileño

OPTA Madrid

La lógica y el caNsancio se impusieron esta mañana en Valdebebas. Unionistas llegaba plagado de bajas y sobre todo muy cansado por la paliza de llevar dos semanas seguidas jugando la Copa del Rey fuera de casa con largos viajes de por medio -el último el pasado miércoles en Lorca y terminando apeado en la prórroga tras 120 minutos de juego- y acabó perdiendo por 3-0 en el partido de la cuarta jornada que le llevó a enfrentarse, también a domicilio, al Real Madrid Castilla en el estadio Alfredo Di Stéfano de Valdebebas.- Por si fuera poco, el filial merengue estuvo reforzado por el delantero brasileño Vinicius Jr, firmado este verano por unos 45 millones de euros por la primera plantilla del Real Madrid, y que en este arranque liguero está fuera de los planes de Julen Lopetegui y que 'baja' a purgar su adaptación al fútbol europeo con el equipo de Segunda B.

Entre lo más positivo, sin duda, la gran imagen que mostró en Valdebebas la afición de Unionistas que, una vez más, dejó muestras de su grandeza y además con el aliciente de que el partido se vio en directo para toda España con las cámaras de Real Madrid TV.

La afición de Unionistas se dejó notar en Valdebebas.
La afición de Unionistas se dejó notar en Valdebebas. / LAYA

A Unionistas le sobraron 45 minutos para definir un partido en el que la nota positiva fueron los 500 fieles que acompañaron a un conjunto, el salmantino, que con esta derrota queda en la zona medio baja de la tabla con cuatro puntos en cuatro jornadas tras ganar un partido, el de su debut ante el Pontevedra (1-0), empatar otro con el Atlético de Madrid B (1-1)y caer ante Las Palmas Atlético (1-0)y ayer en Valdebebas (3-0).

Con Vinicius sobre el campo, se iniciaba un duelo interesante en el que la incógnita de cómo pesaría el aspecto físico tras la Copa estaba en la mente de los unionistas. En el bando salmantino destacaban las bajas de nuevo de los zagueros centrales Ayoze y Admonio, a los que se sumaron esta semana Adrián Llano por su problema en el hombro que le tendrá más de mes y medio de baja tras el partido ante el Atleético B, y Diego Hernández, al que el Madrid -equipo que tiene sus derechos- le puso la cláusula del miedo tras cederlo a Unionistas. Aguirre, además, retocó en algo su cansado once dejando en el banquillo a Isaac Manjón. Defensa adelantada en el arranque ante un Real Madrid Castilla que se acomodaba en el campo. Vinicius fue el primero en probar con un buen centro que no encontró rematador.

Vinicius se marcha de Cendrós.
Vinicius se marcha de Cendrós. / MANUEL LAYA

Asistencia charra

Lo siguiente fue una gran jugada del lateral salmantino Sergio López -pasó por las canteras de la UD Salamanca y el Santa Marta- del Castilla por banda, sirvió a Cristo y el canario, con un excelente control, quebró a su par y de potente zapatazo batía a Carlos Molina. La réplica visitante la firmaba Góngora con un buen golpeo en un libre directo que buscaba la escuadra, pero se encontró con una excelente intervención de Moha.

Tenían más la pelota los locales y desde la zona ancha intentaban madurar el partido ante un Unionistas que juntaba líneas para evitar los pasillos hacia su portería. Muy activo, el filial no se lo ponía fácil.

Los de Roberto Aguirre habían cedido terreno y se jugaba en su campo, el duelo en la zona ancha seguía siendo intenso, pero funcionaba mejor el sistema de ayudas de los de Solari. La presión hacía que las mejores sensaciones cayeran del lado local. Mientras, tímidos escarceos unionistas que no conseguían su fin porque Moha, cancerbero local, vivía cómodo en su portería. Pasada la media hora un robo de Ayoub le permitía combinar con Cristo, el ariete se internaba y en el mano a mano con Carlos Molina el portero le ganaba con una gran parada. En la siguiente jugada, minuto 33, el pase era de Martín también para Cristo que lanzaba desde la frontal y el balón se colaba pegado al palo. Los salmantinos parecían noqueados y se confirmó a los 40 minutos al encajar el tercero de la mañana. Vinicius lanzaba una falta directa desde la frontal y su balón pasaba por debajo de la barrera, golpeaba en el palo y terminaba en la red. Desesperación de Carlos Molina que veía cómo todo se complicaba aún más.

Así, le sobró a los mirlos blancos con los cuarenta y cinco primeros minutos. Y es que con todo visto para sentencia, poca historia más tuvo un encuentro que en la segunda mitad se dejó ir, a sabiendas ambos de que el desenlace estaba escrito. La segunda victoria de un Castilla que ya mira a la zona alta y la segunda derrota de un Unionistas que suma tantos puntos como jornadas ha disputado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos