Jesús Málaga abre el curso del Centro de Estudios Salmantinos hablando sobre el cierre de conventos

Jesús Málaga, primero por la izquierda, durante el acto./WORD
Jesús Málaga, primero por la izquierda, durante el acto. / WORD

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El salón principal del Casino de Salamanca acogió ayer el acto con el que el Centro de Estudios Salmantinos (CES) abre su ciclo de actividades correspondiente al curso a 2019-2020 con la conferencia 'El cierre de conventos: un reto para Salamanca', a cargo de su expresidente y miembro numerario, Jesús Málaga Guerrero. La presentación corrió a cargo de la presidenta de esta institución cultural, María Jesús Mancho Duque.

Con esta actividad, el Centro de Estudios Salmantinos y el conferenciante quisieron poner énfasis sobre los efectos que pueden derivarse para la ciudad y provincia del cierre de conventos, muchos de los cuales son emblemáticos para sus ciudadanos y constituyen un atractivo para el visitante. Por ello, desde el CES se trabaja en el diseño de lo que pudiera concretarse en futuros eventos en los que expertos en la materia y partes implicadas analizasen en profundidad problemática y posibles soluciones.

En su intervención Jesús Málaga partió de la influencia que en el proceso de destrucción de patrimonio arquitectónico o pérdida de grandes contenedores conventuales tuvieron la Guerra de la Independencia, incluida la explosión del polvorín de la calle de La Esgrima, y la desamortización de Mendizábal. Analizó, asimismo, la actividad de recuperación que permitió al avance del pasado siglo y, de igual modo, el problema que ahora se suscita, con el cierre de centros conventuales por la falta de vocaciones.