Sucesos

Un incendio ya extinguido afecta a la planta de uranio Quercus de Enusa en Salamanca

Planta de Enusa en la zona e Saelices el Chico, Salamanca./ENUSA
Planta de Enusa en la zona e Saelices el Chico, Salamanca. / ENUSA

El fuego afectó a una superficie de dos hectáreas del exterior de las instalaciones y no ha supuesto peligro para la población

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Un incendio ya extinguido afectó ayer a la planta Quercus de fabricación de concentrados de uranio ubicada en el municipio salmantino de Saelices el Chico. El fuego afectó a una superficie de dos hectáreas del exterior de las instalaciones y el incidente no ha supuesto peligro para la población. Al parecer, las llamas se originaron sobre las 16.35 horas en los terrenos del exterior de la instalación y, como medida preventiva, el titular de la planta ordenó activar la 'Prealerta de emergencia' de su Plan de Emergencia Interior (PEI), según informó hoy el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Para la extinción del incendio intervinieron bomberos forestales procedentes de Ciudad Rodrigo, así como las brigadas de extinción de la propia planta. El foco más próximo a la planta se localizó a tres kilómetros de distancia y fue dado por extinguido a las 20.05 horas, con la desactivación del Plan de Emergencia. El incidente «no afectó a la planta ni supone riesgo alguno para los trabajadores o la población», informaron.

A pesar de haber extinguido el fuego, se mantiene en la zona afectada un retén de vigilancia de ENUSA, titular de la instalación, como medida preventiva. El incidente, se saldó finalmente con dos hectáreas afectadas en el exterior de las instalaciones y se calificó en un principio con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES). El Consejo de Seguridad Nuclear, según se establece en sus procedimientos, informó a través de su página web de la recepción de notificación de este suceso.

En la actualidad, la planta Quercus es una instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear, que se encuentra en parada definitiva desde el año 2003, tras la Orden del Ministerio de Economía del 14 de julio de 2003, que declaró el cese de explotación. Hasta la fecha han sido desmanteladas parte de sus instalaciones, y está a la espera de desmantelamiento de su planta de concentrados de uranio.