La Diputación abre el puente del Risco de Martiago que gana anchura y seguridad

Javier Iglesias junto a diputados y alcaldes de la zona. /S.G.
Javier Iglesias junto a diputados y alcaldes de la zona. / S.G.

Iglesias visitó la obra, una de las «más emblemáticas de los últimos años», con una inversión de 1,4 millones de euros

S.G.MARTIAGO

El nuevo puente sobre el Risco de Martiago ya es una realidad y la visita del presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, en el día de ayer, supuso la entrada en funcionamiento oficial de esta infraestructura en la que se ha invertido algo más de 1,4 millones de euros. El precio final ha sido rebajado de manera significativa por lo ofertado inicialmente por la institución provincial, 1.730.486,13 euros.

«Este puente nos permite la mejora de la seguridad pues los grandes camiones que antes no podían pasar ahora pueden hacerlo y además habrá dos sentidos de circulación», explicó el presidente.

El antiguo puente estaba fechado en el año 1964 y los informes técnicos recomendaban su reparación por cuestiones de seguridad. Esa remodelación hubiera supuesto un importe de un millón de euros por lo que la Diputación optó por invertir algo más de dinero y hacer un puente nuevo que suma 155 metros de largo sobre el río Águeda y 10,20 metros de ancho, 5,6 metros más que el antiguo.

«Es una de las obras más emblemáticas que ha hecho la Diputación en los últimos años, importantísima, necesaria», remarcó, «ha sido diseñada para muchos años».

Iglesias identificó, igualmente, a las empresas que se han encargado de la ejecución de la obra, «Gecocsa y una empresa de hierros de Béjar, todo queda en Salamanca, donde hay empresas de categoría para desarrollar una obra de estas características».

Este nuevo puente va a conectar dos municipios «fundamentales» con el resto de la comarca de Ciudad Rodrigo, como son Martiago y Agallas y «permite dar salida natural a uno de los enlaces con Extremadura», por lo que para Iglesias esta obra era «fundamental» y supone que « independientemente de dónde se encuentre el municipio, la Diputación tiene un compromiso absolutamente inquebrantable con los habitantes de la Salamanca rural, hemos cumplidos una vez más». El propio presidente reconoció que esta infraestructura era «una deuda que teníamos con la zona».

El alcalde de Martiago, Francisco Collado, quiso dejar constancia de que se trata de una obra «muy importante» para toda la zona y criticó la actuación de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que «no ha sido bastante consciente del problema que teníamos aquí, ha vaciado aguas de la presa de Irueña y la empresa no quería trabajar y por eso el retraso si no, a principios de verano creo que hubiera estado terminada».

En este acto también estuvieron presentes los diputados de zona, Marcelino Cordero y Manuel Rufino García, además de Carlos García Sierra, vicepresidente de la Diputación y responsable del Área de Fomento. Varios concejales del Ayuntamiento de Martiago acompañaron a su alcalde en esta visita al puente.