FÚTBOL - Segunda B

Diego Hernández: «Estoy seguro de que Unionistas se va a quedar en Segunda División B»

Diego Henández posa con un balón de Unionistas. /MANUEL LAYA
Diego Henández posa con un balón de Unionistas. / MANUEL LAYA

El punta, autor del tanto de la victoria ante el Navalcarnero, señala que «me tiré con la cabeza y el alma para marcar»

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Tiene todavía 18 años, está en su primera temporada sénior y tras dos años casi en blanco en la cantera del Real Madrid por una lesión que se complicó, este verano decidió aceptar la oferta de Unionistas, a la vez que renovaba por el Real Madrid, para jugar en Segunda B en calidad de cedido. Le costó arrancar por una lesión pero la oportunidad le llegó ante el Unión Adarve con unos minutos en la segunda parte en los que fue lo mejor del equipo; y este domingo ante el Navalcarnero, ya como titular, marcó el tanto de la histórica victoria del club charro, la primera en Segunda B fuera de casa.

–Seguro que empezó en el fútbol por su padre, Onofre Hernández, técnico del fútbol de cantera en Salamanca con una larga trayectoria en los banquillos.

–Sí, claro. Si no llega a ser por él no sé qué estaría haciendo ahora.. quizá jugando al tenis (ríe) o yo qué sé.

–¿Cómo empieza su relación con el fútbol?

–Yo llegaba a casa del colegio y solo había fútbol en la tele. Y siempre con el Real Madrid. Mi padre ha sido el que me ha hecho del equipo y el que me inculcó todo. Todos los fines de semana iba con mi madre y hermano a ver a los equipos que dirigía mi padre. Y luego ya cuando me pude inscribir, empecé a jugar en el Pizarrales.

–Para después pasar a la cantera de la UD Salamanca.

–Sí, en el 'Piza' estuve tres años, luego pasé por la UD Salamanca y cuando desapareció jugué en el Salmantino, después un año en el juvenil del Santa Marta y de ahí me firmó el Real Madrid.

–¿Cuándo se da cuenta su padre de que a su hijo no se le daba mal lo de la pelota?

–Yo solo iba a jugar al fútbol y me lo pasaba bien con mis amigos, el que más cuenta se dio como es lógico fue mi padre, que vio que destacaba justo antes de que el Salamanca me viniera a buscar. Él no me decía nada, solo que disfrutase. Ala UDS me voy en alevín de primer año.

–¿Ha jugado siempre como delantero?

–No. Empecé como mediocentro, el torneo de España con Castilla y León lo jugué de central y en el fútbol 11 comencé de extremo.

–¿Quién es el primer entrenador que le prueba como delantero?

–El primero fue Armando Santos en cadete con el Salmantino.No sé cómo fue, quizá le dijeron algo, pero el mérito suyo fue el de ponerme ahí.

–Y ya en Santa Marta es cuando el Madrid contacta con su padre.

–Sí, justo durante la temporada fue todo y firmé con ellos.

–¿Cómo se le dice a un niño de 15 años que el Real Madrid quiere firmarle?

–Y encima siendo yo del Real Madrid... No te das cuenta de lo que supone porque eres un niño. Mi padre me lo dice:estaba en el colegio y cuando llegué a casa me dijo que había llamado el Real Madrid y que teníamos que ir para Valdebebas. Y para Madrid que nos fuimos.

–Un sueño hecho realidad.

–La primera vez fui a un entrenamiento con los compañeros, todo increíble. Un mes después ya fuimos a firmar y ver las instalaciones. En el hotel Regio es cuando nos comunican oficialmente el fichaje y luego ya es cuando fui a Valdebebas. Un sueño cumplido.

–¿Con qué jugador profesional de la primera plantilla se cruza por primera vez en Valdebebas?

–Recuerdo que fue con Bale, estaba entrenando y él iba a entrenar y fue solo un 'hola' y 'qué tal estás'. Luego sí es verdad que dentro en la piscina he coincidido con muchos y he mantenido un diálogo con ellos.

–¿Cómo son estas estrellas en el trato con los canteranos del Madrid?

–Cuando ellos están entrenando son muy distantes, saludan educadamente eso sí. Pero cuando están en un descanso son personas súper normales y agradables. Los canteranos o también Sergio Ramos que me preguntó por la rodilla, sí que se preocupan mucho por ti. Lucas, Carvajal o Marcelo que aunque no sea canterano también está muy pendiente. Y nos vienen a ver.

–¿Con quién ha tenido más trato?

–Con Lucas Vázquez, que siempre baja a la piscina y yo como estaba lesionado pues coincidía mucho con él allí.

–¿Cómo es Cristiano?

–He estado con él y he cumplido mi sueño. Es mi ídolo, el jugador en el que me fijo siempre y para mí el mejor del mundo. Me lo encontré antes de jugar con el PSG, bajó por la mañana a la piscina, y luego por lanoche marcó dos goles. Es un jugador que está allí toda la mañana e incluso por la tarde y hay viajes que regresan por la noche en autocar y en vez de irse a su casa en coche se queda allí y se va a la piscina, duerme en la Residencia y así ya está allí por la mañana. Es un ejemplo de trabajador y ambición.

–Pero la parte negativa llegó con su lesión.

–Era duro porque estás viviendo el sueño de estar en el Madrid pero no poder jugar... Empecé bien en pretemporada y en el primer partido, salgo y marco pero a los cinco minutos me lesiono. Fueron seis meses y luego siete para competir. Al siguiente año me dicen que sigo con Guti ya como entrenador pero vuelvo a recaer de la rodilla.

–Y este año decide salir en busca de minutos.

–Sí, lo que queríamos era renovar como jugador del Castilla y jugar en Segunda B, una categoría dura.

–Y ahí aparece Unionistas.

–Fue perfecto porque pensaba que en Salamanca iba a recuperar toda mi confianza para ser de nuevo yo mismo. Me han acogido muy bien. Y estar en Salamanca jugando para el equipo que recuerda a la UDSen la que yo jugué es para estar muy contento.

–También arrancó con problemas.

–Sí, me rompí el aductor, luego no puede jugar con el Castilla... Me comí un poco la cabeza pero creo que aproveché los minutos ante el Adarve.

–Ahora ya empieza a ir todo rodado. Titular ante el Navalcarnero y marca el gol de la victoria.

–Sí, por fin. Tras un saque de banda Jorge se revuelve muy bien, busca un centro-chut, me pilló muy abajo pero me tiré con la cabeza y el alma.

–Y lo que supuso su gol...

–Sí, la primera victoria fuera en Segunda B del club. Lo más importante fue la victoria para el equipo porque estábamos necesitados tras tres derrotas y después de una semana complicada. Lo tomamos como una final.

–Tras las tres derrotas, ¿había dudas en el vestuario?

–Quizá pudo haberlas en la gente o en los medios, pero no en el vestuario. Seguro que vendrán derrotas pero seguro que vamos a sufrir pero estoy convencido de que nos vamos a quedar en Segunda B.

–¿Se ha puesto cifra de goles?

–Sí, quiero marcar al menos 10 goles esta temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos