La Catedral creará un plan de salvaguarda de sus imágenes ante posibles incendios

Interior de la Catedral con su nueva iluminación inaugurada el pasado 5 de abril. /MANUEL LAYA
Interior de la Catedral con su nueva iluminación inaugurada el pasado 5 de abril. / MANUEL LAYA

Los bomberos y el Cabildo alcanzaron este acuerdo tras la inspección realizada el pasado martes dentro de la basílica

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El anuncio efectuado el pasado 26 de abril por el ministro de Cultura, José Guirao, de habilitar una partida de 3,5 millones de euros a lo largo de este año y durante 2020 para la redacción e implantación de planes de salvaguardia de bienes culturales en grandes monumentos como catedrales, así como en museos, archivos y bibliotecas, ha generado ya sus primeros ecos en Salamanca, concretamente en la Catedral de la capital delTormes. Precisamente, la presentación de este nuevo programa gubernamental tuvo lugar once días después del dramático y devastador incendio que asoló a la Catedral de Notre Dame en París, que tuvo lugar en la tarde del Lunes Santo, 15 de abril, y que generó una conmoción mundial de resonancias planetarias.

Este pasado martes una representación de los bomberos de la capital salmantina, encabezada por el jefe del Servicio de Extinción deIncendios delAyuntamiento de Salamanca, Luis DamiánRamos, inspeccionó el interior de la Catedral, acompañados en todo momento por el canónigo, responsable de obras y prefecto de Liturgia del Cabildo catedralicio, Jesús Terradillos.

Como fruto de esta inspección, ambas partes concluyeron que la mejora de los mecanismos de protección del conjunto catedralicio y de las valiosas piezas artísticas que se encuentran en su interior implica el desarrollo de dos líneas de actuación en el futuro.Por un lado, según explicó Jesús Terradillos, resulta preciso «actualizar el plan de autoprotección que ya tenemos en la Catedral» y, por otro, debe redactarse y ponerse en marcha un futuro plan de salvaguarda, enlazando de esta forma con las necesidades y requerimientos que plantea la legislación vigente y, en concreto, con el nuevo plan del Gobierno que presentó el pasado 26 de abril el ministro de Cultura, José Guirao, justo al término de la reunión que, con carácter extraordinario y con las secuelas del siniestro acaecido en Notre Dame de rabiosa actualidad, mantuvieron los miembros del Consejo de Patrimonio Histórico en Madrid.

«Será un plan de salvaguarda que deberán elaborar los técnicos, donde deberán aparecer desde todas las imágenes que hay en la Catedral y donde están ubicadas, hasta los protocolos que deben seguirse en caso de una posible catástrofe, como un incendio», explicó JesúsTerradillos.

Los representantes del Servicio de Extinción de Incendios apremiaron al Cabildo a comenzar a dar los primeros pasos en este sentido, dado que la Catedral carece de un plan de salvaguarda de estas características.Y es que los bomberos quieren conocer con detalle qué obras de arte (pinturas, esculturas) y qué reliquias se custodian en este templo religioso, en qué espacios de la Catedral se encuentran ubicadas y la prioridad que debería definirse si resultara preciso efectuar un rescate urgente de los tesoros artísticos ante la posibilidad de un incendio en la basílica.

La realización de esta visita para inspeccionar las dependencias catedralicias ya fue anticipada semanas atrás por el propioJesús Terradillos. Concretamente, el pasado 17 de abril –justo dos días después de que las llamas devoraran Notre Dame– Terradillos ya explicó que la Catedral cuenta con un plan de contingencia que se va adaptando a las nuevas exigencias legislativas y de seguridad conforme se aprueban. El plan, puntualizó entonces el canónigo, «no es fácil de cumplir, porque son edificios con muchos siglos y con dificultades de tipo constructivo, pero se van acomodando poco a poco».

Debe tenerse en cuenta que el tamaño de la Catedral no resulta nada baladí, dado que tiene nada más y nada menos que 15.000 metros cuadrados, lo que implica un importante desembolso económico, que viene afrontándose en su inmensa mayoría con fondos procedentes de las arcas del Cabildo catedralicio, aunque también han llegado ayudas por este concepto procedentes de instituciones públicas como la Junta de Castilla y León o de entidades privadas comoIberdrola. Precisamente, esta empresa ha sufragado e instalado la nueva iluminación ornamental de las cúpulas y las bóvedas.

Entre las intervenciones desarrolladas en los últimos tiempos, sobresale especialmente el cambio que se efectuó de las instalaciones electrónicas en las 19 capillas que se encuentran repartidas por los diferentes espacios de la Catedral mediante la colocación de cuadros diferenciales en cada una de ellas.

Además, las mejoras introducidas en la Seo no se circunscribieron únicamente a las instalaciones eléctricas, dado que capillas como las de Santa Catalina y Santa Bárbara, la Sala Capitular y la Casa de la Cabeza se han venido reformando a lo largo de los últimos años conforme a las directrices marcadas por la normativa vigente en materia de seguridad.

Pese a que los temores a posibles incendios se reavivaron tras la terrible tragedia acaecida en el templo de Notre Dame, la Catedral salmantina cuenta con un factor fundamental a su favor, como es el hecho de que la estructura de su cubierta es de hierro y hormigón, y no de madera, como es el caso del majestuoso templo de la capital del Sena.

Respecto al proceso de implantación de los planes de salvaguarda en las diferentesComunidades Autónomas, de similares características al que se activará en la Catedral salmantina, el ministro de Cultura resaltó en su comparecencia del pasado 26 de marzo que hay varias regiones que van por delante en este sentido, como es el caso de Castilla y León, así como Asturias y Murcia.