IME Business School hace balance de un 2018 marcado por su crecimiento

Javier Resano y Julio Pindado brindan por los éxitos alcanzados y el futuro de IME Business School. /MARÍA SERNA
Javier Resano y Julio Pindado brindan por los éxitos alcanzados y el futuro de IME Business School. / MARÍA SERNA

Julio Pindado y Javier Resano, director del Instituto Multidisciplinar de Empresa y director de IME Business School, repasan un año con importantes cambios

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El Instituto Multidisciplinar de Empresa (IME) de la Universidad de Salamanca cierra un 2018 marcado por el cambio, la evolución y el crecimiento. Hemos querido hacer un repaso de este año entrevistando a dos de las personas partícipes de su actividad: Julio Pindado, Director del Instituto Multidisciplinar de Empresa, y Javier Resano, Director de IME Business School (la Escuela de Negocios de la propia Universidad de Salamanca).

Julio Pindado

–Buenos días, Julio. Usted es el Director del IME, pero, para quien todavía no lo conozca, cuéntenos, ¿qué es exactamente el IME?

–El IME es un instituto adscripto a la Universidad de Salamanca, que tiene como misión generar capacidades en las personas y las organizaciones empresariales para maximizar su contribución al desarrollo del entorno económico. Por tanto, se trata de un proyecto que está muy enfocado a apoyar a las personas y organizaciones con el objetivo de contribuir a un cambio que potencie el desarrollo económico de nuestro entorno.

–Nos han comentado que desde el IME se desarrollan distintos proyectos, ¿podría decirnos cuáles son y cuál es el objetivo de cada uno de ellos?

–El IME tiene tres tipos de actividades, una es generar conocimiento y las otras dos se centran en que ese conocimiento llegue a las empresas. De las otras dos, la primera es la realización de servicios especiales que las empresas no pueden encontrar en el mercado, donde destaca sobre todo nuestras acciones para captar talento para las empresas. Mientras que la tercera es la formación que se realiza desde IME Business School.

–El IME está constantemente en contacto con distintas empresas. ¿Con cuántas colabora y qué beneficios tiene el desarrollo de esa colaboración?

–En efecto, desde siempre hemos tenido una relación constante y especial con las empresas, hoy en día colaboramos con más de 100 empresas cada año. Como indica nuestro logo el objetivo de esta colaboración es servir de apoyo a las empresas. Este apoyo se centra principalmente en las tres actividades que indicaba anteriormente que realiza el IME el cual tiene indudables ventajas para las empresas, pues les sirve de apoyo para avanzar en su modelo de negocio, y generar más riqueza para la sociedad.

–¿Nos puedes poner un ejemplo de apoyo prestado a las empresas?

–El ejemplo más claro de apoyo a las empresas es la búsqueda de personas con perfiles muy específicos que éstas necesitan para desarrollar su actividad. Aunque la mayor parte de las personas que incorporamos a las empresas son jóvenes titulados (pues ese fue nuestro origen de forma espontánea), nuestros procesos se han ido extendiendo a mandos medios o directivos con amplia experiencia y a no universitarios que tienen una experiencia en el cumplimiento de determinadas funciones en el mundo empresarial. Como decía nuestros procesos de selección siempre están vinculados a la formación para cubrir determinadas funciones que las empresas nos demandan.

–Nos puedes indicar qué perfiles son los que más os demandan las empresas?

–Son numerosos los casos de éxito que tenemos en estas personas que seleccionamos e incorporamos para cumplir funciones en empresas. Estas funciones pueden ser muy variadas, desde gerentes hasta comerciales, pasando por especialistas en comercio exterior, marketing, recursos humanos, calidad, finanzas, producción, contabilidad y marketing digital entre otras. Por tanto, si por algo destaca el IME es por su capacidad de adaptación y amplio espectro de profesionales que puede incorporar a la empresa.

–¿Qué importancia podría decir que tiene el IME en la sociedad actual?

–Creo que hay varios indicadores que pone de manifiesto que el IME tiene una gran importancia en el desarrollo de nuestra sociedad, y especialmente en nuestro entorno económico. Por citar algunos, el IME ha sido acreedor del Premio Sociedad Civil 2016, precisamente porque todo lo que realizamos es positivo para la sociedad civil en general. También él IME dio lugar a la Fundación Pro IME, la cual es una fundación en la que participan varias empresas, pero está totalmente abierta a nuevas empresas y personas que quieran apoyar sus fines fundacionales, siendo estos fundamentalmente, como su propio nombre indica apoyar las actividades del IME, por supuesto en beneficio de la sociedad, y en especial de los jóvenes, aunque jóvenes al menos de espíritu y capacidad de aprendizaje nos debemos considerar todos.

–Por tanto, ¿el IME está muy relacionado con la inserción laboral?

–Sí, el origen espontaneo está en apoyar a la inserción laboral de muchos jóvenes. A los cuales les dio la oportunidad de realizar un proceso de formación totalmente dual, esto es formación que se hace conjuntamente entre la universidad y la empresa. IME Business School se encarga de proporcionar la formación y la empresa le proporciona la oportunidad de disfrutar de un contrato de trabajo en la empresa. También el IME ha desarrollado proyectos para la inserción laboral de personas con capacidades distintas. Se trata de apoyar aquellas personas que tengan alguna discapacidad, pero que en algunos ámbitos pueden cubrir funciones en igualdad de condiciones que cualquier otra persona. Se trata de un proyecto que produce una integración total de las personas, y además un apoyo sustancial al desarrollo económico permitiendo que todos podamos dar a la sociedad lo mejor que nuestros de nosotros mismos.

–Puede indicarnos, ¿cómo está compuesto el equipo de trabajo del IME? y ¿dónde pueden atender al público en general?

–El IME trabaja por proyectos, por lo que el equipo de trabajo depende de cada proyecto, por una parte están los investigadores que generan el conocimiento. Por otra, aquellos que trasladan el conocimiento a las empresas, ya sea por proyectos o por formación, siendo en este caso un nutrido grupo de casi 300 directivos de empresas, que colaboran para impartir sesiones en aquellos temas que son expertos. Finalmente, están un grupo de profesionales que gestionan los complejos procesos de formación y selección que se desarrollan en el IME, que siempre están atentos a que todo funcione y a quienes los alumnos siempre tienen a su disposición en las oficinas del IME, en la planta baja de la Facultad de Derecho.

Javier Resano

–Javier, en un mundo tan globalizado en el que las empresas cada vez demandan más formación y perfiles más especializados, ¿qué papel tiene IME Business School?

–El gran factor diferenciador de IME Business School, es que nuestros programas se diseñan basados en las necesidades de formación que detectamos en las empresas. A través del Instituto Multidisciplinar de Empresa, nuestro contacto con la empresa es total. Tenemos un modelo basado en un diálogo abierto y constante con el mundo empresarial a todos los niveles, esto nos permite asegurarnos que nuestra formación esté en sincronía con la especialización que nos demandan las empresas en este mundo tan globalizado.

–Desde IME Business School, se ofrecen distintos programas, ¿cuántos alumnos pasan en total cada año por la escuela de negocios?

–Cierto es que tenemos una amplia gama de programas que comienzan en Enero de 2019, en torno a tres niveles: los que están pensados para facilitar la inserción laboral de los alumnos más jóvenes, como por ejemplo el Máster en Dirección de Empresas (MBA) o el Global MBA, los que están pensados para mejorar la formación de las personas que ya están trabajando, como por ejemplo, el Executive MBA, y se imparten en viernes tarde y sábado mañana para hacerlo compatible con el horario laboral. Por último, disponemos de un tercer tipo de másteres, que son especializados, en función de las demandas de la empresa, como por ejemplo el Máster en Marketing Digital. En cuanto al número de alumnos, dado que nuestro objetivo no es tanto la cantidad, sino la calidad en el servicio personalizado que ofrecemos tanto a la empresa como al alumno, actualmente tenemos una capacidad anual de 160 alumnos.

–¿Por qué un recién graduado debe considerar hacer un Máster en IME Business School?

–En primer lugar, por nuestra clara vocación hacia la inserción laboral. En la Escuela de Negocios de la Universidad de Salamanca, uno de nuestros principales valores es el de servir de apoyo a las empresas de manera que encuentren el talento necesario para sus futuros proyectos. En segundo lugar, nuestra formación es extremadamente práctica, de hecho nuestro equipo docente está fundamentalmente formado por profesionales del mundo empresarial en activo que comparten e imparten sus experiencias profesionales. En tercer lugar, y no menos importante, somos un organismo público, y como tal, al no tener ánimo de lucro, nuestros precios son muy competitivos, conseguimos formación de alta calidad a un precio que ninguna otra escuela de negocios puede ofrecer. Por otro lado, la mayoría de las empresas con las que trabajamos, ofrecen becas a nuestros alumnos para que puedan financiar la formación.

–¿Y para la gente que ya esté trabajando? ¿Por qué debe considerar hacer un Máster en IME Business School?

–Las empresas son muy conscientes de la importancia de tener el mejor talento con la mejor formación. No hay empresa que no nos deje de repetir ese mensaje cuando les vamos a ver, no hace falta convencerles. En un mundo tan cambiante, donde todo cambia tanto y tan rápido, es esencial que cualquier profesional tenga las herramientas adecuadas para adaptarse a las nuevas necesidades del entorno. En IME Business School transformamos a los alumnos para que piensen distinto y adquieran capacidades que les permita adaptarse al entorno eficazmente. Es por esta razón por la que es recomendable formarse cuando se está trabajando, para continuar el desarrollo personal y profesional y nunca quedarse atrás.

–¿Qué destacarías de la metodología utilizada en IME Business School?

–Además del modelo de escuela ya descrito, es importante destacar que IME Business School funciona como las mejores escuelas de negocio, y como tal, nuestra metodología está basada en el método del caso. Planteamos a nuestros alumnos casos reales para analizarlos, plantear soluciones y discutirlas en equipo, lo cual permite poner en práctica la teoría aprendida y evaluar posibles soluciones. Está demostrada la eficacia de este modelo, ya que fomenta el razonamiento, el juicio crítico y ayuda a una mejor toma de decisiones, elemento crítico en el mundo de la empresa. En definitiva, se trata de generar hábitos intelectuales para hacer frente a los problemas reales. Esto es un entrenamiento, que permitirá a nuestros alumnos hacer frente a problemas futuros a los que se enfrentarán, los cuales hoy día nadie los puede imaginar, ni mucho menos darles la respuesta a estos problemas.

–¿Qué mejoras o novedades significativas se llevarán a cabo en 2019?

–Creo que podemos destacar cinco novedades significativas de cara al nuevo año. En primer lugar, y dada la buena acogida de estos programas, lanzamos una segunda promoción el próximo Enero (la primera empezó en Octubre de 2018) la cual es ya la quinta edición de nuestro Máster en Dirección de Empresas (MBA) y MBA en Dirección de Empresas Agroalimentarias. En segundo lugar, hay una clara consolidación de nuestros másteres, como ejemplos el MBA en Dirección de Empresas Familiares comenzará su undécima edición. En tercer lugar, en Enero empezamos la segunda edición del Global MBA completamente en inglés, un programa dirigido a futuros profesionales que quieran dirigir su carrera hacia entornos globales y muy internacionales. En cuarto lugar, se consolida la figura del Maestro que tan buen fruto dio el curso pasado en el Executive MBA y en el Executive Máster en Gestión de Empresas Agroalimentarias. Por último, destacaría la buena acogida en mercados un poquito más alejados de nuestro entorno natural, me refiero a la positiva respuesta que nuestros programas están teniendo tanto en Madrid como en ciertos países en el extranjero. Nuestro objetivo es asegurarnos que nuestros alumnos tengan el máximo número de puertas posibles en función de hacia dónde quieran encaminar su futuro.