Blázquez reclama mantener la concordia entre el mundo eclesial y universitario

Blázquez, durante la celebración religiosa en la Universidad./MARÍA SERNA
Blázquez, durante la celebración religiosa en la Universidad. / MARÍA SERNA

Presidió la homilía en la Real Capilla de San Jerónimo de la USAL, con motivo del 400 aniversario de la Octava del Corpus de la institución académica salmantina

EFESalamanca

El presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha reclamado hoy en Salamanca mantener viva la «concordia entre el mundo eclesial y el universitario».

En una homilía en la Real Capilla de San Jerónimo de la Universidad de Salamanca (USAL), con motivo del 400 aniversario de la Octava del Corpus de la institución académica salmantina, Blázquez también ha recordado sus catorce años como profesor de Teología en Salamanca y ha destacado las cualidades de la capilla del Edificio Histórico de la Universidad salmantina.

Tras citar a Miguel de Cervantes y a Fray Luis de León, Blázquez ha reconocido el papel de la Universidad de Salamanca, que este año celebra su octavo centenario, como institución «venerable», con un «nombre universal».

Ha destacado que debe continuar la «relación fraternal entre la fe y la razón» y ha reclamado que «con serenidad se mantenga la concordia del mundo eclesial con el universitario».

El cardenal arzobispo de Valladolid ha oficiado la fiesta Sacramental del domingo infraoctava del Corpus Christi (conocida como Octava del Corpus), celebrada por primera vez en 1618 en la Universidad de Salamanca (USAL), gracias al impulso del obispo de Sigüenza y antiguo alumno y rector del Estudio salmantino, Sancho Dávila Toledo.

De esta manera se han celebrado los 400 años de historia de la fiesta, con una misa que ha tenido lugar en la Real Capilla de San Jerónimo, donde ha intervenido la Academia de Música Antigua y el Coro de Cámara de la Universidad de Salamanca, según han explicado fuentes de la USAL,

La Real Capilla de San Jerónimo del Edificio de las Escuelas Mayores, en la que se ha oficiado la celebración eucarística, también ha acogido el IV centenario de la devoción inmaculista de la Universidad de Salamanca.

Nombrada patrona del Estudio el 19 de junio de 1760, la Inmaculada Virgen María preside el retablo mayor de la capilla universitaria en un cuadro de Francesco Caccianiga, de 1763, en el que se representa el episodio del 6 de mayo de 1618, fecha en la que los claustrales salmantinos emitieron el juramento de defender el Ministerio de la Inmaculada Concepción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos