Una alumna de Bellas Artes diseña la etiqueta de la botella del VIII Centenario de la USAL

Zoa Monzón, en el Patio de Escuelas, junto a la botella./USAL
Zoa Monzón, en el Patio de Escuelas, junto a la botella. / USAL

Zoa Monzón Hernández resultó vencedora del certamen 'El sabor de las ideas' organizado por Mahou el pasado mes de febrero

REDACCIÓN / WORDSalamanca

La estudiante de tercer curso de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca, Zoa Monzón Hernández, presentó este viernes junto al vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cabero; el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Alain Saldaña, y el jefe de ventas de Mahou, Hugo San José, el diseño que la acredita como ganadora del concurso 'El Sabor de las ideas' organizado por la compañía cervecera y que luce ya en la botella conmemorativa del VIII Centenario del Estudio salmantino.

La iniciativa desarrollada por Mahou en colaboración con el colectivo hostelero de la capital salmantina, supone una importante acción promocional de la efeméride enmarcada en la política de la empresa de respaldar iniciativas socioculturales que supongan también un empuje al talento joven.

El diseño de la etiqueta elegido, caracterizado por su geometrismo y protagonizado por dos grandes iconos de la Universidad de Salamanca como la Fachada Rica y la rana posada sobre la calavera, es una edición limitada que se comercializa en establecimientos hosteleros hasta fin de existencias e incluye la firma de su creadora.

Zoa Monzón explica que decidió presentarse al concurso animada por un profesor que vio en el certamen una buena oportunidad formativa para su alumnado. «Nos planteó que hiciéramos propuestas que se ajustaran a los requisitos del concurso y, una vez terminadas, cada uno valoraba si las presentábamos», señaló.

El diseño final es el primero de los que la joven planteó. A la sencillez de los trazos sumó el color corporativo de Mahou. Si ganar el certamen le resultó una agradable sorpresa, más aún lo fue la gran acogida que está teniendo su etiqueta, permanentemente compartida en redes sociales desde que viera la luz.

El objetivo de esta joven, explicó, es especializarse en diseño gráfico para publicidad por lo que la victoria en este concurso «que nunca me esperaba» supone una entrada «por la puerta grande» en el mercado y una oportunidad de darse a conocer de la que se goza muy pocas veces como estudiante.

 

Fotos

Vídeos