Al menos ocho detenidos de una red criminal por robos y receptación en Palencia

Familiares de los detenidos, ayer en la plaza de los Juzgados de la capital palentina./Marta Moras
Familiares de los detenidos, ayer en la plaza de los Juzgados de la capital palentina. / Marta Moras

La Guardia Civil les interviene herramientas, desbrozadoras, aperos, generadores y una pistola antigua

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

Una nube de familiares copaba ayer la plaza de los Juzgados de la capital palentina. Llenaban los bancos de piedra de los jardines y la base de los respiraderos del parking, pululaban por la puerta principal del edificio del Palacio de Justicia y hasta algunos trataban de hablar con ellos a través de una pequeña ventana del sótano, donde están los calabozos del juzgado de guardia. Aguardaban todos noticias sobre la suerte de los cuatro detenidos que pasaron ayer a disposición judicial y que fueron puestos en libertad provisional por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Palencia, Marisol González Encinas, que hoy tomará declaración a cuatro personas más (dos de ellas hermanos, al parecer cabecillas del grupo) de una red dedicada a robos en casas y naves y receptación a los que se imputan numerosos ilícitos en la provincia (Amusco, Paredes de Nava, Husillos, Santa Cruz de Boedo...) y mañana lo hará con otras cuatro, aunque en calidad de investigadas.

La instrucción del caso cuenta con 18.000 folios y las diligencias de la Guardia Civil prosiguen para tratar de esclarecer los ilícitos. Entre los objetos robados por la red criminal en la provincia, e incluso en otras como Burgos, figura herramienta de todo tipo, aperos, generadores, desbrozadoras, máquinas de coser y una pistola antigua. Los objetos robados eran objeto de receptación (delito que comete aquel que, con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos) y, al parecer, parte del material robado se almacenaba en una nave de un receptador en Torquemada.