La mejora de polígonos continuará con la construcción de 190 aparcamientos

Zona de confluencia de la avenida de la Comunidad Europea con la calle Curtidores. /Antonio Quintero
Zona de confluencia de la avenida de la Comunidad Europea con la calle Curtidores. / Antonio Quintero

Las nuevas plazas de estacionamiento se construirán en Comunidad Europea y Curtidores

José María Díaz Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZ DÍAZPalencia

La imagen general que se asocia a un polígono industrial, es la de un espacio plagado de grandes avenidas, en las que parcela tras parcela, se sitúan grandes edificios, que esconden en su interior centros de producción de los más variados sectores. Pero esta imagen solo es real en parte, puesto que los polígonos industriales, y en especial los de la ciudad de Palencia, presentan también un elevado componente comercial, con lo que un recorrido por sus calles puede llegar a convertirse en una especie de paseo por un gran supermercado, en el que fácilmente pueden comprarse desde una lámpara, a un sofá, pasando por un remolque para la moto, unos adornos de jardín, ropa de fabricación china, el tornillo que se necesite, una puerta de seguridad, unas tarjetas de visita o incluso comida para llevar.

Por ello, la dotación de servicios e infraestructuras públicas se ha convertido en los últimos años en una constante reivindicación de las organizaciones que agrupan a los propietarios de las parcelas y a los empresarios que se asientan en los polígonos industriales de la capital palentina. En estos momentos, la ciudad de Palencia cuenta con tres grandes polígonos adyacentes, que pueden considerarse como una unidad, ya que no hay separación entre ellos, aunque se fueron desarrollando en distintas épocas, por lo que sus diferentes zonas cuentan con sus propios nombres. Así, puede encontrarse el polígono de Nuestra Señora de los Ángeles, el más antiguo y próximo al casco urbano, separado solo del barrio de Pan y Guindas por la avenida de Cataluña. Esta primera zona tiene también una gran parte de sus naves pegadas a las tapias de las vías del ferrocarril.

A continuación de este, se sitúa el polígono de Villalobón, que ocupa el espacio comprendido entre el Vial (calle Andalucía) y la avenida de la Comunidad Europea, en la que se ubican los tanatorios. Aunque es mucho más moderno que el de Nuestra Señora de los Ángeles, se ha fundido ya plenamente con la ciudad y se ha convertido prácticamente en una zona comercial más de Palencia, como también lo logró su predecesor.

Parcelas vacías

Finalmente, el tercero de los polígonos industriales es el de San Antolín, de creación mucho más moderna (nacido ya en el siglo XXI), y que aún no ha conseguido llenarse, como si lo han hecho sus vecinos. Si bien es cierto que la mayor parte del terreno está vendido (aunque muchas naves no se han construido), todavía algunas parcelas pueden ser adquiridas a la entidad pública Sepes, promotora del proyecto.

Existe además otra zona considerada también como polígono industrial, conocida popularmente como poligonillo, ubicada en la avenida de Cuba y que tiene un tamaño muy inferior, pero que también concentra numerosas empresas.

Se trata en los cuatro casos de espacios de uso masivo por parte de los vecinos de Palencia y también por muchos visitantes procedentes de cualquier punto de la provincia, por lo que sus usuarios no se reducen a los trabajadores de las empresas, sino que, ese carácter eminentemente comercial, se traduce en continuos desplazamientos, que en la mayor parte de los casos obligan a disponer de un vehículo. Esta especial circunstancia hace que las plazas de aparcamiento sean especialmente cotizadas en algunas zonas, por lo que una de las demandas continuas de los empresarios de los polígonos palentinos es la de creación de nuevos lugares de estacionamiento, en los que no solo puedan aparcar sus trabajadores, sino también los proveedores y especialmente los clientes.

Ante esta situación, en los últimos años, como respuesta a estas demandas, desde el Ayuntamiento de Palencia se han llevado a cabo diferentes actuaciones urbanísticas encaminadas a dar respuesta a esa demanda y se han ido creando nuevas plazas de aparcamiento. Así, en el año 2010 se construyó un primer aparcamiento para vehículos en un tramo de la mediana de la avenida de la Comunidad Europea (divide los polígonos de Villalobón y San Antolín), con espacio para 72 vehículos, entre ellos, varios camiones, para los que se instalaron también muelles de carga.

Posteriormente, desde el Ayuntamiento se han encargado otra serie de actuaciones en esta misma zona, puesto que se construyó en 2015 un gran aparcamiento en la calle Francia, que estaba totalmente abandonada y deteriorada, con más de un centenar de plazas. La actuación se complementó al año siguiente, lo que permitió conectar la avenida de la Comunidad Europea con la calle Francia y ofrecer una mayor fluidez al tráfico en la zona, puesto que antes este espacio se encontraba sin asfaltar.

La nueva actuación de mejora que se ha incluido por parte del Ayuntamiento de Palencia en el Plan de Polígonos Industriales hace también referencia a esa necesidad de dotar de más plazas a las zonas de desarrollo empresarial. De nuevo se apuesta por la avenida de la Comunidad Europea, una de las más importantes en la actualidad, ya que divide los polígonos de San Antolín y de Villalobón y los recorre longitudinalmente de norte a sur. Esta privilegiada localización ha llevado a que esta vía se convierta en una de las que más tráfico soporta al cabo del día y de hecho, debido a la velocidad por la que se circula en ella, son continuos los controles de la Policía Local para vigilar que se cumplen las normas de Tráfico.

Dos espacios similares

La actuación se complementa con la construcción de una segunda zona de estacionamiento en la perpendicular calle de Curtidores, también en la mediana, dado que se cuenta con espacio suficiente y hay una importante demanda. De hecho en este punto concreto, los conductores ya aparcan de forma habitual, aunque se trate de una maniobra irregular.

Estas dos obras, que han salido a concurso bajo un pliego de condiciones conjunto, se encuentran en estos momentos a la espera de que la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Palencia determine cuál es la oferta más ventajosa para adjudicar las obras. Los trabajos se han licitado con un presupuesto de salida de 200.000 euros, con el IVA ya incluido, y con un plazo de ejecución de dos meses.

La propuesta comprende la construcción de 95 plazas de estacionamiento, de las que tres serían para personas con discapacidad, en la mediana de la avenida de la Comunidad Europea. El proyecto para la calle Curtidores es similar, se trata también de habilitar una parte de la mediana como aparcamiento. El terreno ya se usa de forma irregular para estacionar, dado que el polígono industrial adolece de falta de plazas. Así, en la calle Curtidores serán también 95, de las que, de nuevo, tres serán espacios reservados para personas con discapacidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos