La iglesia de la Compañía arregla los desperfectos que sufrió en Semana Santa

Estado en el que ha quedado el muro exterior tras la obra que ha permitido subsanar los desperfectos causados por el accidente de enero. /Marta Moras
Estado en el que ha quedado el muro exterior tras la obra que ha permitido subsanar los desperfectos causados por el accidente de enero. / Marta Moras

La carretilla que transportó las imágenes que salieron en procesión chocó contra el albañal y dañó una de las pilastras del muro exterior

Marco Alonso
MARCO ALONSO

La iglesia de la Compañía acaba de terminar las obras de reparación de los desperfectos que sufrió el 24 de enero –cuando un coche se empotró contra su muro exterior después de atropellar a un peatón en la calle La Cestilla–, pero los operarios se han visto obligados a regresar al templo para iniciar una nueva actuación en el atrio, donde, al parecer, una carretilla elevadora ha dañado la pilastra derecha del muro exterior y el albañal, parte esta última que se encarga de conducir al exterior las aguas pluviales mediante un sistema de conducción interna.

Más informción

Al parecer, estas dos partes de la iglesia se vieron dañadas por una carretilla elevadora contratada por la Cofradía de la Misericordia con la finalidad de transportar las imágenes que participaron en la pasada Semana Santa y el hermano mayor de la cofradía, Carlos Martín, rehusó a ofrecer más información sobre el suceso. «Está todo denunciado y no podemos decir nada porque tal vez pueda ser contraproducente para nosotros», explicó.

Estado en el que quedó el muro después del accidente.
Estado en el que quedó el muro después del accidente. / Antonio Quintero

Los operarios de la empresa Archivolta que se encargaron de la restauración del muro exterior tras el accidente de tráfico ahora están trabajando en esta obra, que pretende devolver a su estado original el albañal, una conducción interna construida con albardillas de piedra natural que tiene la función de evacuar las aguas pluviales y que resultó dañada por la carretilla.

El encontronazo de la carretilla con esta parte del templo tiró varias piedras y esos desperfectos han obligado a los operarios a sanear las piezas, a quitar los antiguos morteros y a volver a colocar estos elementos alineados con nuevo mortero. Además, la carretilla chocó en otra de sus maniobras contra la pilastra derecha de la iglesia y el golpe causó una grieta en su base. El impacto no derivó en el desplazamiento del pilar, pero sí que afecto a la piedra, por lo que la empresa ha decidido reforzar esa parte con la inserción de dos varillas de acero inoxidable con resina fósil que evitarán futuros problemas causados a consecuencia de este incidente.

Un operario arregla ayer el albañal de la Compañ ía.
Un operario arregla ayer el albañal de la Compañ ía. / Marta Moras

Por otro lado, las obras de restauración del muro tras el accidente de tráfico ya han finalizado tras más de un mes de trabajos que han posibilitado que la parte dañada luzca sin desperfectos. Como consecuencia del choque, dos pilastras, sus pináculos y el pretil de piedra del siglo XVII acabaron en el suelo junto a la verja de hierro realizada por el maestro Datolli en el siglo XIX. Los daños en el templo ascendieron a los 20.000 euros, cantidad de la que responderá el Consorcio de Compensación de Seguros, ya que, según consta en el atestado policial, el conductor no tenía el seguro en regla, ni tampoco pasada la Inspección Técnica de Vehículos.

Ahora falta por saber quién sufragará los gastos de la obra que se ha tenido que llevar a cabo como consecuencia de los impactos sufridos en la iglesia por la carretilla que alquiló la cofradía a una empresa de transportes ubicada en Palencia.