Llega al juzgado el atestado del coche que se empotró contra una iglesia de Palencia

Estado en el que quedó el vehículo tras empotrarse contra el muro exterior de la iglesia de la Compañía de Palencia./Antonio Quintero
Estado en el que quedó el vehículo tras empotrarse contra el muro exterior de la iglesia de la Compañía de Palencia. / Antonio Quintero

El contraanálisis concluye que el conductor, que había arrollado instantes antes a un peatón en la calle La Cestilla, dio positivo en drogas

El Norte
EL NORTEPalencia

Obra ya en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Palencia el atestado de la Policía Local en relación con el accidente de circulación ocurrido el pasado 24 de enero en la capital palentina, cuando, alrededor de las 15:45 horas, un conductor de 49 años arrolló con su coche a un peatón de 44 años que transitaba por una de las aceras de la calle La Cestilla y se empotró instantes después contra el muro exterior de la iglesia de la Compañía. Y el atestado concluye que el conductor del vehículo dio positivo por drogas, después de que el contraanálisis llevado a cabo en Santiago de Compostela por parte del Instituto de Ciencias Forenses Luis Concheiro haya confirmado el positivo por estupefacientes que ya reveló la prueba indiciaria realizada por la Policía Local en el lugar de los hechos y también en el Hospital Río Carrión, adonde fue llevado para la repetición de las pruebas.

Según indicaron en su día testigos presenciales, el conductor del coche circulaba a gran velocidad por la calle La Cestilla, se subió a la acera derecha de la vía y allí arrolló a un hombre de 44 años que salió despedido para quedar tendido sobre la propia acera. Tras el atropello, el vehículo siguió la marcha y acabó empotrado contra el muro exterior de la iglesia de la Compañía.

El conductor pudo salir por su pie del vehículo y rápidamente llegó al lugar una ambulancia para asistir al atropellado, que se encontraba con graves lesiones en las piernas y con un fuerte golpe en la cabeza, por lo que fue trasladado rápidamente al Hospital Río Carrión, en el que tuvo ser operado poco después. Tras una primera inspección, los facultativos confirmaron que el hombre sufría varias roturas en las piernas y en un brazo, así como un gran corte en la cabeza, que precisó sutura. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron también los bomberos y la Policía Local. Los primeros se encargaron de retirar las piedras de la acera y de sacar el vehículo del muro mientras que varios agentes de la Policía Local trataban de reordenar el tráfico y de determinar las circunstancias que originaron el atropello y la colisión posterior contra el templo.

Como consecuencia del choque, la valla pétrea y férrea de la parte de la derecha de la Compañía se vino abajo. Dos pilastras, sus pináculos y el petril de piedra del siglo XVII acabaron en el suelo junto a la verja de hierro realizada por el maestro Datolli en el siglo XIX. Los daños en el templo ascienden a 20.000 euros, una cantidad de la que responderá el Consorcio de Compensación de Seguros, ya que, según consta en el atestado policial, el conductor no tenía el seguro en regla, ni tampoco pasada la ITV. El Consorcio ya se ha personado en la causa, según han apuntado fuentes jurídicas.

Mientras, la Policía Local realizó los test de alcoholemia y drogas al conductor, que arrojaron resultado positivo por consumo de sustancias estupefacientes, un resultado que ha sido confirmado en el Instituto de Ciencias Forenses Luis Concheiro de Santiago de Compostela, adonde se remitieron las muestras para el contraanálisis.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Palencia continúa con las diligencias del caso y ha citado a declarar al conductor a finales del mes de mayo, en calidad de investigado.