Hallan en Palencia más restos humanos en la zona de Areños donde fue localizado un cráneo

Una guardia civil, en la zona donde se halló el cráneo. /El Norte
Una guardia civil, en la zona donde se halló el cráneo. / El Norte

Se trata al parecer de una mandíbula inferior, y se han encontrado también unos pantalones y un teléfono móvil

El Norte
EL NORTEPalencia

La Guardia Civil de Palencia ha encontrado más restos humanos en un paraje próximo a la localidad de Areños, en La Pernía, donde el pasado sábado un matrimonio que se encontraba en unas tierras junto al río localizó un cráneo humano, dando aviso al instituto armado. Aunque no hay confirmación oficial al respecto, podría tratarse de una mandíbula inferior, y también podrían haberse localizado unos pantalones y un teléfono móvil en una zona distinta a la que fue encontrado el cráneo.

Al parecer, los dientes de la mandíbula superior de ese cráneo hallado el sábado podrían coincidir en un análisis preliminar con el historial dental que ha aportado la familia de José Luis Roiz Sordo, el hombre de 52 años desaparecido el 22 de junio del pasado año cuando, sobre las 18:30 horas, salió a dar un paseo por los entornos del municipio. Fue una hermana de José Luis Roiz Sordo y su marido quienes precisamente encontraron el pasado sábado el cráneo humano, según señaló el alcalde pedáneo de Areños, Abel Collado.

José Luis Roiz Sordo había ido al pueblo con su madre para pasar el fin de semana con ella antes de regresar a Torrelavega, donde trabajaba y adonde se fueron sus padres desde Areños. El hombre salió de la casa que su madre tiene en el pueblo sobre las 18:30 horas con la intención de dar un paseo por el monte, pero la tardanza en regresar hizo que su madre le llamara por teléfono, que daba señal pero sin respuesta. Al parecer, José Luis Roiz Sordo había mandado con su teléfono móvil fotografías de setas a un familiar en torno a las 19:30 horas.

La Guardia Civil ha buscado a José Luis Roiz Sordo desde su desaparición. Así, ha rastreado por la zona donde desapareció con personal de Seguridad Ciudadana y los perros con sus guías del Servicio Cinológico de Seguridad y Rescate. En el dispositivo también han participando agentes del Seprona, del Servicio Aéreo con un helicóptero, así como familiares del desaparecido, vecinos de la zona, voluntarios de Protección Civil, la Cruz Roja, contando también en el dispositivo de búsqueda con personal de la Fundación Oso Pardo y Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León.

Pasados unos días de la desaparición, la búsqueda se amplió al pantano de Requejada con la participación de una lancha zodiac de la Guardia Civil y perros de rastreo. También se revisaron los pozos de ventilación de las antiguas minas abandonadas existentes en la zona de la Pernía, por personal especializado del Greim de la Guardia Civil.