Paran una cacería de jabalí ante la posibilidad de que un oso hubiera sido disparado

Un veterinario dispara un dardo sedante a un oso pardo. /AP
Un veterinario dispara un dardo sedante a un oso pardo. / AP

La Junta realizará una batida por Casavegas para encontrar al plantígrado y curarle las heridas, si es que las tiene

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Un oso fue, supuestamente, disparado el sábado 18 durante una cacería de jabalíes celebrada en la localidad norteña de Casavegas. Al parecer, el plantígrado salió junto a uno de los puestos y todo hace indicar que fue alcanzado por alguno de los cazadores apostados. El animal huyó y ahora la Junta de Castilla y León iniciará una batida para dar con él y curarle las heridas, si es que las tiene.

Las reacciones no se han hecho esperar y el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, asegura que tomarán las medidas que sean necesarias cuando se esclarezcan los hechos. «En el caso de que se demuestre que se ha disparado a un oso y que ha sido una negligencia, pediremos las responsabilidades que un hecho tan grave requieren», explicó ayer Palomero, que se encuentra a la espera de que el análisis de la sangre encontrada en el lugar de los hechos determine lo que aseguran los testigos presenciales: que el sábado 18 se disparó a un oso en Casavegas. «Afortunadamente, en la cacería había guardas de la Administración, como ocurre en todas, que vieron al oso y recogieron muestras de sangre. Ahora hay que esperar a que termine la investigación para darlo por seguro», apuntó.

Desde la Fundación Oso Pardo aseguran que llevan años trabajando para que no sucedan estos incidentes, pero aún se siguen dando. «Siempre hemos trabajado con los colectivos de cazadores para que asuman que es muy fácil confundir a un oso con un jabalí en una cacería y lo que deben hacer cuando sale uno en un puesto», apunta Palomero, que cree que la información que facilita la fundación puede ayudar a los cazadores a que no resuelvan un encontronazo con un oso con un disparo, ya que es un delito penal que puede acabar con el autor en la cárcel o con una multa de 5.001 a 200.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos