Concluye la reparación del puente Rojadillo, que sufrió un derrumbe en marzo

Lado del puente de Rojadillo en el que han concluido las obras./ Nuria Estalayo
Lado del puente de Rojadillo en el que han concluido las obras. / Nuria Estalayo

La Junta ha destinado 12.000 euros al arreglo de esta estructura de piedra, respetando la concepción y las técnicas constructivas originales

NURIA ESTALAYOAguilar

El puente de Rojadillo, en el entorno de Salcedillo, en el municipio de Brañosera, sufrió un importante derrumbe el pasado mes de marzo, y respondiendo a la demanda vecinal, fue reparado a finales de julio por la Junta de Castilla y León, que destinó una partida de 12.000 euros para su arreglo. El objetivo de las obras era recomponer la unidad formal y estructural de la fábrica de piedra de la aleta del puente derrumbada, respetando la concepción y las técnicas constructivas originales, así como conservando el valor histórico de la estructura. Y siguiendo estas directrices se llevaron a cabo los trabajos de reparación en apenas diez días a finales del mes de julio.

El informe del personal cualificado de la administración regional había concluido que este derrumbe parcial podría haberse producido, probablemente, por la acción conjunta de la acumulación de agua sobre el núcleo y la acción expansiva que ejerce la vegetación, que había colonizado los rellenos contenidos por los muros.

Estado del otro lado del puente, en el que se va a actuar.
Estado del otro lado del puente, en el que se va a actuar. / N.Estalayo

Desde que se detectaron los desperfectos, la Junta de Castilla y León procedió a cerrar el puente al tránsito de vehículos y a abrir drenajes para evitar que las aguas le siguieran afectando. Y conjuntamente con la reparación de la fábrica de piedra de una de sus aletas, se ha llevado a cabo la siega de parte de la vegetación, incluida la tala de algunas ramas y de algún árbol que se encontraban entre las piedras del puente.

Dada la necesidad y la urgencia de esta actuación, imprescindible para el tráfico de vehículos y para el desarrollo de las actividades cotidianas de los vecinos de la zona (el puente pertenece al Ayuntamiento de Brañosera), la Junta de Castilla y León decidió realizar estas obras, si bien incide en que no es la titular de la carretera ni le correspondía su ejecución.

El otro lado del puente, la siguiente actuación

Una entrada en la red social Facebook alertaba ayer de un nuevo desprendimiento al otro lado no reparado del puente, si bien parece que no ha habido cambios, salvo los sufridos por la reducción de la vegetación en la zona. No obstante, el delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, ya había anunciado que el punto siguiente de actuación va a ser ese.