El centro Rom de Aguilar realizará una ruta basada en piedra, agua y madera

Visita teatralizada en el monasterio Santa María la Real de Aguilar. /El Norte
Visita teatralizada en el monasterio Santa María la Real de Aguilar. / El Norte

La exposición será para conocer los materiales con los que se fueron levantando los templos románicos del entorno

EL NORTE Palencia

La programación de verano del centro expositivo Rom, ubicado en el monasterio de Santa María la Real en la localidad palentina de Aguilar de Campoo, pasa esta semana por una ruta pensada para descubrir los materiales con los que se fueron levantando los cientos de templos románicos que aún se conservan en el entorno: piedra, madera y agua.

Junto al itinerario se mantienen las visitas teatralizadas, los recorridos por la cara oculta del monasterio y las visitas al 'Aguilar de los Caballeros'.

Las iglesias de Nuestra Señora de Calahorra de Boedo, Santa Eugenia en Dehesa de Montejo y San Pelayo de Arenillas serán los tres templos, que recorran quienes participen el sábado, 11 de Agosto, en la ruta 'Piedra, madera y agua del románico', organizada desde el centro expositivo Rom, gestionado por la Fundación Santa María la Real, para descubrir los «materiales con los que fueron construidos muchos de estos templos medievales», explica César del Valle, historiador y coordinador del centro.

La ruta del sábado, no es la única actividad propuesta desde el centro para esta semana, quienes quieran descubrir los elementos más curiosos o desconocidos del monasterio premostratense de Aguilar de Campoo podrán hacerlo con la «visita a la cara oculta», que se lleva a cabo todos los días de verano a las 19:00 horas hasta el 30 de septiembre.

Los jueves, viernes, sábados y domingos es posible también participar en una ruta guiada por el 'Aguilar de los Caballeros' que servirá para profundizar en la riqueza histórica y monumental de la villa.

Una de las actividades que más éxito está teniendo este verano son las visitas nocturnas teatralizadas que se celebran los viernes a partir de las 22:30 horas y que, por ahora, han registrado lleno absoluto en todos los pases. «Queríamos que los personajes que habitaron el monasterio, que tenemos documentados, narrasen su historia en primera persona», explica del Valle.

Al caer la noche, espíritus con nombre propio como Anastasio de Hircio, último abad del cenobio o Doña Inés Rodríguez de Villalobos, una de las principales benefactoras, vuelven a la vida junto a otros como Domenicus, maestro cantero, o Fforra, una mujer mora, a quienes los mostenses permitieron casarse con el herrero del cenobio y vivir entre sus muros.

Junto a la programación cultural del Rom, hasta el 2 de septiembre, puede visitarse también en las instalaciones del monasterio de Santa María la Real, la exposición 'Castilla y León en Europa, Europa en Castilla y León. Joyas bibliográficas de los siglos X al XVI', organizada por el editor Manuel Moleiro.