La caza y la pesca, de feria

Uno de los 35 puestos instalados este fin de semana en el pabellón Mara Santos. /J. Carlos Diez
Uno de los 35 puestos instalados este fin de semana en el pabellón Mara Santos. / J. Carlos Diez

La duodécima edición de la Feria de Caza y Pesca de Velilla congrega a los amantes de estas dos prácticas, arraigadas en el norte

JOSE CARLOS DIEZVelilla

Velilla del Río Carrión ha acogido este fin de semana su XII Feria de Caza y Pesca, en la que los amantes de de estas dos prácticas, tan arraigadas en la localidad, han podido disfrutar de las últimas novedades del sector. La cita ha cosechado un nuevo éxito de participación, ya que el polidepotivo Mara Santos, epicentro de las actividades programadas, ha vuelto a quedarse pequeño para todas las solicitudes de participación que el Ayuntamiento de la localidad minera había recibido.

Finalmente fueron 35 los puestos que la organización seleccionó para formar parte de esta feria, que según Pablo Abad, teniente de alcalde de Velilla, ha tenido una gran aceptación entre los vecinos y los visitantes. «Hemos contado con una afluencia masiva, como el 'Laser-Tag' o el 'Escape Room', que se han llenado por completo», aseguró el teniente de alcalde poco antes de centrarse en dos de los puntos más demandados del programa. «El concurso de pesca también ha contado con numeroso público y el tiro al plato que se ha disputado durante la mañana del domingo ha sido también un éxito», explicó.

Aun así, era evidente una afluencia de público algo menor en el espacio expositivo y en los puestos, algo que se ha explicado con la meteorología. «En esta zona estamos acostumbrados a tener nueve meses de invierno y, el hecho de que haya hecho tan bueno, ha propiciado que la gente vaya a ver la feria y haya salido a la calle, a tomar algo o a ver las actividades al aire libre sin permanecer en el polideportivo, como otros años atrás en los que ha hecho frío o ha llovido», explicó el alcalde Gonzalo Pérez.

También ha resultado un éxito el concurso de pinchos, ya que la mayoría de los bares han terminado las tapas. La única actividad que se ha echado de menos este año ha sido el concurso de rastreo de jabalí, que ha tenido que ser suspendido a causa de la gripe porcina africana, cuya incidencia en Europa ha propiciado que las autoridades hayan prohibido el transporte de estos animales. «Aun así, los participantes de las zonas más cercanas, han venido a disfrutar», aseguró Abad.