El Ayuntamiento y la Diputación de Palencia estudian colaborar con la Fundación Vicente Ferrer

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, junto a la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer, Anna Ferrer. /Antonio Quintero
El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, junto a la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer, Anna Ferrer. / Antonio Quintero

La presidenta de la fundación, la viuda del exjesuita, ha sido recibida por el alcalde y la presidenta de la Diputación

El Norte
EL NORTEPalencia

Anna Ferrer, viuda del ex-jesuita fallecido en el año 2009 Vicente Ferrer y presidenta de la fundación que lleva el nombre de su marido, se ha reunido esta mañana con el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, y con la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, que se han ofrecido a estudiar posibles fórmulas de colaboración con la fundación «en la medida que sea posible».

Anna Ferrer también ha visitado Castellón, Valencia, Madrid, Barcelona, Ronda, Jaén, y durante esta semana está en Castilla y León, en un recorrido en el que conmemora que el próximo año 2019 se cumplen 50 años desde que emprendió junto a su marido un proyecto titánico en Anantapur, una de las zonas más áridas de la India. Empezaron sin nada, pero con la determinación por cambiar la realidad que les rodeaba. Gracias a la implicación de la población local con el desarrollo de sus comunidades y a la generosidad y solidaridad de los colaboradores en España, hoy la fundación atiende a cerca de tres millones de personas.

«Trabajamos junto a las familias para que la educación sea una prioridad, en lugar de trabajar en el campo o ayudar a cuidar a familiares. Nuestra misión es que a ningún niño o niña se le robe su infancia ni su futuro», aseguró Anna Ferrer. En este sentido, la presidenta de la Fundación Vicente Ferrer destaca que «el último año se han logrado evitar en nuestra zona de actuación (Anantapur) 105 matrimonios infantiles gracias al Childline, una línea telefónica gestionada conjuntamente con el gobierno indio para denunciar este tipo abusos», explicó.

Actualmente el 100% de las niñas de la zona de actuación de la fundación están escolarizadas en Primaria. Sin embargo, estas ratios no se alcanzan conforme avanzan las diferentes etapas educativas. A medida que las niñas van creciendo, el porcentaje de abandono escolar es más elevado. Las familias priorizan la educación de los varones y entienden que las jóvenes deben apoyar las tareas del hogar y contraer matrimonio.

La Fundación ofrece becas preuniversitarias y universitarias para fomentar la educación superior entre las adolescentes y jóvenes. Hasta ahora se han concedido ayudas a 1.628 chicas. Además, también ha puesto en marcha las Escuelas Profesionales, centros en los que se enseñan idiomas, informática y habilidades comunicativas para la búsqueda de empleo.

Durante el encuentro, el regidor capitalino aprovechó para transmitir a Anna Ferrer su admiración y reconocimiento por el trabajo que inició conjuntamente con su marido en Anantapur en 1970, así como el compromiso que tanto el Ayuntamiento, como el resto de instituciones, tienen con la Cooperación al Desarrollo, nombre de la Comisión que el propio Polanco preside en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

 

Fotos

Vídeos