Comienzan las obras del Camino Natural del románico palentino, que durarán un año

Iglesia de San Cebrián de Mudá, localidad en la que finaliza una de las rutas. /
Iglesia de San Cebrián de Mudá, localidad en la que finaliza una de las rutas.

Se acondicionarán 102,7 kilómetros divididos en tres rutas

EL NORTEpalencia

Las obras correspondientes al proyecto del Camino Natural del románico palentino han comenzado hoy, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que dirige y financia íntegramente estos trabajos, que supondrán una inversión de 898.545,98 euros y se ejecutarán durante un período de un año.

Las obras, que se ejecutan a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal y discurrirán íntegramente por la provincia de Palencia, pretenden aunar los valores ambientales de la montaña palentina con el patrimonio cultural románico del norte de la zona, según ha explicado el Ministerio en una nota de prensa.

Tres rutas

Ruta del Carbón de Cok. Desde Alar del Rey hasta San Cebrián de Mudá, con un recorrido de 66,2 kilómetros.
Ruta de Santibáñez de Ecla-Payo de Ojeda. Parte de Santibáñez de Ecla y tiene una longitud de 14 kilómetros.
Ruta de Perazancas de Ojeda-Dehesa de Montejo. Ruta circular de 22,5 kilómetros que transita por las iglesias románicas más reseñables de La Ojeda.

En total se acondicionarán y señalizarán como Camino Natural 102,715 kilómetros, divididos en tres rutas. La primera es la ruta del Carbón de Cok, que, con una longitud de 66 kilómetros, comenzará en Alar del Rey (hasta el GR-89 Canal de Castilla) y finalizará en San Cebrián de Mudá, donde enlazará con el GR-1 Sendero histórico, que discurre por todo el norte peninsular.

La segunda es la ruta de Santibáñez de Ecla-Payo de Ojeda, que parte de la ruta del Carbón de Cok, en la localidad de Santibáñez de Ecla, y tiene una longitud total de 14 kilómetros. Por último, la ruta de Perazancas de Ojeda-Dehesa de Montejo, que se inicia y finaliza en la ruta del Carbón de Cok, transita por las iglesias románicas más reseñables de la comarca de la Ojeda y tiene una longitud total de 22,5 kilómetros.

El Ministerio ha señalado que la creación de estos tramos, además de permitir su uso por parte de senderistas, ciclistas y peatones, contribuirá a la conservación del patrimonio natural y tradicional y potenciará el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales gracias a la fijación de la población por la revalorización y dinamización de los núcleos de población incluidos en el trazado.

Con la construcción de este Camino Natural se creará un gran corredor que enlazará la ciudad de Valladolid con el GR-1 Sendero histórico. Discurrirá por el GR-89 Canal de Castilla y la ruta que ahora se inicia.

Para la definición de las rutas proyectadas se ha intentado aprovechar, en la medida de lo posible, los caminos públicos ya existentes, por lo que las obras consistirán en el acondicionamiento de estos, en la eliminación de la vegetación excesiva que dificulte el tránsito de viandantes o ciclistas, en la construcción de nuevos caminos y en la señalización de los itinerarios e instalación de mobiliario.

 

Fotos

Vídeos