Otras políticas

La 'contrapolítica' no busca adeptos ni enemigos, es un estado del alma humana herida

Otras políticas
Jose Ibarrola
Juan Villacorta
JUAN VILLACORTAValladolid

La política tiene entresijos en los que no se suele pensar y, sin embargo, están presentes en nuestra sociedad, lo que ha sido políticamente correcto hoy ya no lo es tanto. Hay ciudadanos que no creen en el concepto canónico de patria, solo creen en la tierra. Los hay que tampoco creen en el concepto de nación, solo en las personas que la integran. Hay gentes que descreen en los programas políticos, tan solo se interesan en las urgencias sociales. Hay quienes piensan que una región, una autonomía, un Estado-nación, no son sino una burocratización de la tierra y de los pueblos y personas que la habitan, en realidad se trata de convenciones políticas.

El reduccionismo retórico distingue a políticos y apolíticos, y a los segundos se les etiqueta de reaccionarios. Se obvia una tercera opción, la de quienes practican política activa contra los políticos, los que creen en la supervivencia social como forma de antipolítica, quienes ejercen la resistencia como obediencia pasiva, y desobediencia activa. Estamos ante una especie de ciudadano que existe, por muy invisible que parezca, es el individuo demediado frente al partido político, el ciudadano que ejerce su derecho democrático a no votar o al voto nulo. Hay quienes sueñan en que se pudiera disolver el estamento político como un azucarillo, y ser sustituido por la acción responsable de la sociedad; solo sociedad y personas.

Quienes así piensan, testifican que el despojo ideológico es ungido por el poder para despertar las políticas autoritarias excluyentes, las ideologías se han vuelto intransigentes, intolerantes, devastadoras, ajenas a las necesidades sociales e individuales.

En cierto modo filosófico, hijo de nuestro tiempo, la 'contrapolítica' no busca adeptos ni enemigos, es un estado del alma humana herida, hija del dios del escepticismo, la lucha de un guerrero invisible pero real sin otro objetivo que cambiar el mundo por descreimiento de él.