El PP reajusta su grupo en el Congreso para incorporar a diputados caídos el 28-A

María del Mar Blanco./EFE
María del Mar Blanco. / EFE

Andrea Levy y Daniel Lacalle, gurú económico de Casado, renuncian a su acta y permiten la continuidad de Echániz y Marimar Blanco

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Pablo Casado despidió a sus diputados de la pasada legislatura el 26 de febrero con la promesa de que «nadie» se iba «a quedar atrás». Dos meses después, sin embargo, las urnas confirmaron el peor de los augurios de aquella mañana en las filas conservadoras: un intenso retroceso electoral que en algunas circunscripciones ha dejado incluso a los segundos de la lista sin escaño en el Congreso. En Madrid, el desplome ha llevado a los populares de quince a siete representantes. De ahí la necesidad ahora de algunos reajustes para rescatar a dirigentes caídos para el grupo parlamentario.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, anunció hoy que no recogerá su acta como diputada. Es la número dos del equipo con el que José Luis Martínez-Almeida concurre al Ayuntamiento de Madrid y la batalla por el Consistorio será ahora su principal tarea. «Quiero agradecer a Pablo Casado su confianza en mí (.) -publicó en las redes sociales-. Vamos a darle la vuelta a lo que sucedió hace un mes». Su renuncia permite que corra la lista y se incorpore a la bancada popular José Ignacio Echániz, que el 28-A se quedó en puertas de conseguir un sillón en el Congreso.

Echániz fue consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid y en la de Castilla-La Mancha, pertenecía en la pasada legislatura al consejo de dirección del grupo popular en el Congreso y estaba integrado en el área social. Su continuidad en la Cámara baja se daba por sentado. Sobre todo, porque el octavo lugar en la lista de las generales por Madrid parecía un puesto asegurado. La realidad, sin embargo, desmintió a las encuestas dejando a algunas piezas importantes para el PP fuera de juego.

Es el caso de María del Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, el concejal de Ermua asesinado por ETA. Referente para los populares en asuntos relacionados con las víctimas del terrorismo, iba de número nueve en la lista de Casado y también se quedó sin escaño. Hoy fue Daniel Lacalle, gurú económico del nuevo PP, quien permitió con su retirada que la, además, secretaria de Igualdad del partido pueda acreditarse de nuevo como diputada.

«Creo que la mejor manera de servir al proyecto del PP y su labor en el Congreso -explicó Lacalle en Facebook- es ceder mi acta y seguir trabajando en el área económica, apoyando al Comité Ejecutivo y la Fundación Concordia y Libertad».

Las otras bajas

No sólo la lista de Madrid sufrió las consecuencias de la caída electoral del 28 abril. Otros especialistas del partido con los que se contaba para esta legislatura se han visto fuera de la Cámara baja. En Ávila, no pudo retener el escaño José Ramón García Hernández, aspirante en las primarias del PP, portavoz de Asuntos Exteriores y número dos en la plancha electoral. Lo mismo le ocurrió a María Jesús Bonilla, que formaba parte del área jurídico institucional del grupo y no salió elegida en la circunscripción de Cuenca.

Mientras, algunos dirigentes del antiguo consejo de dirección del Congreso, como Rafael Hernando, Fernando Martínez-Maillo o Carlos Floriano, los tres miembros destacados del proyecto de Mariano Rajoy, se integrarán esta legislatura en la bancada del PP en el Senado.