Los padres de Asunta Basterra ya pueden solicitar permisos penitenciarios

Alfonso Basterra y Rosario Porto, durante el juicio por el caso Asunta. / Lavandeira jr. / EFE

Rosario Porto y Afonso Basterra, condenados a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija, ya han cumplido un cuarto de la condena

El Norte
EL NORTEValladolid

Cinco años después del terrible asesinato de Asunta Basterra, sus padres, Alfonso Basterra y Rosario Porto, declarados culpables y condenados a 18 años de prisión por el asesinato de su hija, podrían pisar pronto la calle al haber cumplido ya una cuarta parte de la condena.

Según informan instituciones penitenciarias, los presos deben cumplir una serie de requisitos para poder solicitar permisos penitenciarios. Entre ellos, tener una cuarta parte de la condena cumplida, ser un preso en segundo o tercer grado o no tener mala conducta. Además, eso sí, de contar con el visto bueno de la Junta de Tratamiento de la prisión y con la autorización del juez de Vigilancia Penitenciaria.

Aquellos internos considerados de segundo grado tienen derecho a 36 días de permiso al año y, los de tercer grado, a 48. Según la información recogida por el diario ABC, Rosario Porto habría protagonizado varios episodios de ingesta de pastillas y otras sustancias para que no la cambiaran de cárcel.

Caso Asunta

El 21 de septiembre de 2013 los padres de Asunta Basterra denunciaron la desaparición de su hija. Su cadáver apareció 24 horas después en una pista forestal de Teo, en A Coruña. La investigación posterior, que terminó con el encarcelamiento de sus padres adoptivos -la niña había sido adoptada por Rosario Porto y Alfonso Basterra cuando tenía un año-. Finalmente las investigaciones apuntaron a que Asunta, de 13 años, había sido sedada durante meses y asfixiada por sus padres, quienes acaban de cumplir cinco años de condena.

 

Fotos

Vídeos