Los CDR quieren «bloquear de punta a punta» Cataluña con cinco marchas multitudinarias durante tres días

Miembros de los CDR encadenados tras manifestarse por las calles de Barcelona./EFE
Miembros de los CDR encadenados tras manifestarse por las calles de Barcelona. / EFE

El independentismo radical aspira a que los estudiantes sean la vanguardia de la respuesta a la sentencia

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Los Comités de Defensa de la República (CDR) empiezan a desvelar sus cartas con vistas a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés que se espera inminente. El ala más radical del independentismo catalán va a poner toda la carne en el asador con una gran movilización ciudadana para trata de «bloquear el país de punta a punta» con las denominadas «Marchas por la Libertad».

Según los planes que los CDR han comenzado a revelar en sus canales en las últimas horas, los secesionistas aspiran a movilizar a cientos de miles de personas de manera inmediata solo instantes después de que se conozca el fallo del tribunal que preside Manuel Marchena. El «colapso» de la comunidad autónoma deberá durar, al menos tres días, el tiempo que debieran tardar en confluir en Barcelona las cinco grandes columnas que partirán de forma simultánea de Gerona, Vic, Berga, Tàrrega y Tarragona.

Cien kilómetros

La estrategia de los CDR es que cada columna recorra cien kilómetros por vías principales de Cataluña lo que debiera provocar un importante caos circulatorio. «Responderemos al juicio-farsa parándolo todo», es la llamada que ha hecho el comité central de los CDR este lunes.

«Estas marchas -inspiradas en otros que han tenido una gran trascendencia, como la marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad de Martin Luther King o la Marcha de la Sal de Gandhi- pretenden empoderar a la ciudadanía y tejer una respuesta de país masiva y no violenta que vuelva a llenar las calles del país en favor de la autodeterminación , de la libertad de las presas y presos políticos y las exiliadas y exiliados y en contra de la represión «, explican los organizadores de estas protestas en sus canales de comunicación.

«Vaciemos las aulas»

Otro de los puntos clave de la respuesta a la sentencia del Supremo debería ser la movilización estudiantil inmediata tras darse a conocer la resolución. La plataforma 'Tsunami Democràtic' ha convocado protestas al fallo en los trece campus universitarios de Cataluña. «Vaciemos las aulas para llenar las calles el día de la sentencia», es el llamamiento distribuido en las últimas horas.

La plataforma 'Tsunami Democràtic', promovida por algunos de los más conocidos líderes de diferentes CDR de la provincia de Barcelona, mantiene en secreto, no obstante, la mayoría de sus acciones sorpresa de respuesta a la sentencia. Tanto Mossos como Policía y Guardia Civil monitorizan muy de cerca los canales de este colectivo, que en cuestión de días se ha hecho con más de 120.000 seguidores en sus redes.

'Tsunami', cuyo nacimiento tuvo lugar finales del pasado agosto, aspira, además de atraerse a sectores catalanistas no tan radical, a acabar con los episodios de descoordinación de los diferentes comités con vistas a una respuesta «unitaria y masiva» tras el fallo.

Según los servicios de Información de Interior, 'Tsunami Democràtic', que ya está liderando de facto la llamada a la desobediencia civil que hicieron la víspera del 1-O diferentes colectivos sociales secesionistas catalanes, no oculta que su objetivo es «organizar la respuesta» a la esperada condena a cárcel de los líderes independentistas que «genere una situación de crisis generalizada al Estado español que se prolongará en el tiempo».

«Moverse deprisa»

«La respuesta a la sentencia requiere una respuesta inmediata. Prepara una radio, calzado cómodo, comida y agua para pasar el día fuera del agua», pidió este lunes 'Tsunami' a través de sus canales, en los que avisó a sus activistas que deben estar listos para «moverse deprisa» y poder coger el coche o el transporte público tan pronto se conozca el fallo.

También los responsables de los 270 CDR comarcales apuestan, según fuentes policiales, por una respuesta que sea «sostenida en el tiempo» con acciones y ocupaciones de espacios públicos durante varios días. Sin embargo, tras la 'operación Judas' de la Guardia Civil contra siete miembros de los CDR que fueron detenidos y acusados de terroristas, los comités mantienen, por el momento, un perfil muy bajo y sus comunicaciones son por ahora muy escasas.