¡Record Guinness conseguido!

León ha logrado entrar en el Record Guinness. / Sandra Santos / César

León logra entrar en el Record Guinness con el mayor corte de cecina a cuchillo del mundo (283 kilos y cien gramos), realizado durante toda la mañana del domingo a la sombra de la Catedral

NACHO BARRIO León

El acreditador invitó a la incertidumbre pero, por el bien de los corazones leoneses, alargó poco la agonía. «Puedo anunciar que la cecina cortada pesa un total de 283 kilos y 100 gramos, por lo tanto es un nuevo título de Guinness World Records, felicidades». La gesta estaba lograda y León aplaudió mientras hacía historia.

Con el 'We are the champions' de fondo, la capital confirmaba que lo había conseguido. 73 cortadores lograban presentar algo más de 283 kilos de cecina cortada a cuchillo al filo de la una de la tarde, tras una labor constante que comenzaba horas antes, a las diez de la mañana.

El alcalde de la capital y el presidente de la Diputación eran los encargados de la cuenta atrás. Ya no había tiempo de errores. Los cortadores, situados en la Plaza del la Regla y bien ataviados de cuchillos especiales, mandiles y cecinero (esa innovación en el corte que León regala al mundo) se dedicaban en cuerpo, alma y manos a dar forma a la gesta.

Curiosos de dentro y fuera de la capital no dudaron en contemplar desde primera hora el espectáculo del corte, mientras las piezas de cecina (siempre de la IGP Cecina de León, condición fundamental) se iban reduciendo.

Conforme iba aumentando la temperatura, el nutrido grupo de voluntarios, cuya labor fue fundamental, fueron llevando las bandejas de cecina para realizar un pesaje que, si bien era el primero, no sería el último.

Así, al filo de la una de la tarde, fueron colocando las bandejas de cecina en un escenario a la sombra de la Catedral de León para crear el mayor plato del mundo de cecina que, aunque fuera de concurso, dejó ver una vianda de 12,2 por 13 metros.

Llegaba la tensión. El acreditador oficial de Guinness World Records, que durante la mañana había observado cada detalle, se mantenía serio. Junto al alcalde de León Antonio Silván, al vicepresidente de la Diputación, Francisco Castañón, al presidente de la IGP Cecina de León, José Luis Nieto y al alma mater de la iniciativa, el cortador Agustín Risueño, contemplaba el gran plato de cecina y tomaba el micrófono. El récord había sido conseguido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos