El Obispado de Astorga desautoriza al cura Sánchez Cao tras denunciar a una posible víctima de abusos

Emiliano Álvarez, la víctima ahora denunciada por el sacerdote./Sandra Santos
Emiliano Álvarez, la víctima ahora denunciada por el sacerdote. / Sandra Santos

El Obispado asegura que la denuncia del sacerdote hoy apartado por pederastia sobre la posible víctima por posibles «injurias y calumnias» es a título personal al mismo tiempo que muestra su «solidaridad y comprensión» el exseminarista Emiliano Álvarez

J. Calvo
J. CALVOLeón

El Obispado de Astorga ni respalda ni comparte la denuncia presentada por el sacerdote Ángel Sánchez Cao, el leonés apartado el pasado mes de enero por presuntos abusos sexuales, a una presunta víctima, Emiliano Álvarez.

Así se lo ha hecho saber al denunciado a través de una misiva remitida por el propio Obispado y en la que evidencia sus abiertas discrepancias con la forma de proceder por parte de Sánchez Cao.

«Nos entristece enormemente», se ha llegado a advertir por el alto representante de la Iglesia, al conocer la denuncia presentada por el clérigo contra Emiliano Álvarez quien de forma reiterada y pública ha denunciado los abusos sufridos en el seminario de La Bañeza apuntando en todo momento al ahora denunciante.

Desautorización

De ahí que el Obispado desautorice la demanda del presunto agresor entendiendo que «las acciones judiciales civiles iniciadas por Sánchez Cao contra su persona parten de su actuación como persona física siendo totalmente ajenas al proceso canónico abierto contra dicho sacerdote y que se encuentra a la espera de que la Congregación de la Doctrina de la Fe se pronuncie sobre el mismo«.

La misiva remitida a la víctima de abusos es firmada por María José Diez Alonso en calidad de delegada episcopal de Protección de Menores y Acompañamiento a las Víctimas.

De ahí que como Delegación Episcopal encargada de la atención y acompañamiento a las víctimas de abusos, se advierte en la carta, «queremos expresarle nuestra solidaridad y comprensión, entendiendo que esta demanda puede estar causándole un enorme daño personal, familiar, social y moral«.

La denuncia

El Obispado no solo lamenta lo sucedido sino que se pone a disposición del demandado: «Deseamos poner a su disposición todos los medios de los que cuenta esta Delegación para atenderle, acompañarle y asesorarle en todo lo que pueda precisar en este nuevo proceso, por lo que esperamos poder tener una reunión con usted en breve».

El que fuera sacerdote en el municipio gallego del Barco de Valdeorras, Ángel Sánchez Cao, interpuso semanas atrás una querella criminal por un presunto delito de injurias y de calumnias en el Juzgado de Instrucción nº8 y de Primera Instancia de Ponferrada contra el leonés Emiliano Álvarez.

Las partes han sido citadas a un acto de conciliación el próximo día 25, un acto al que el denunciado ya ha advertido que no acudirá.