El alcalde de Jerusalén expulsará a la UNRWA de la ciudad para «reducir el terrorismo»

Escuela de la ONU en Jerusalén./EFE
Escuela de la ONU en Jerusalén. / EFE

Nir Barkat se ha referido en concreto al campo de refugiados de Shuafat, creado en 1965 y hogar de 30.000 palestinos

EUROPA PRESSJersualén

El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, ha anunciado este lunes su intención de expulsar de la ciudad a la Agencia para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés), «una organización extranjera innecesaria que ha fracasado miserablemente». La expulsión servirá para reducir la «incitación al a violencia y el terrorismo».

«Tengo intención de expulsarla de Jerusalén», ha afirmado Barkat en la mañana de este lunes durante un acto organizado por la televisión israelí Channel 2, según recoge el diario 'The Jerusalem Post'. «La retirada de la UNRWA reducirá la incitación a la violencia y el terrorismo, mejorará los servicios a los vecinos, incrementará la israelización del este de Jerusalén y contribuirá a la unidad (israelí) y a la soberanía sobre Jerusalén», ha apuntado.

Barkat ha explicado que ya ha dado instrucciones a los funcionarios municipales para preparar un plan para asumir las labores de la UNRWA que se presentará próximamente al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

En concreto se ha referido al campo de refugiados de Shuafat, creado en 1965 y hogar de 30.000 palestinos, y ha asegurado que sus habitantes están descontentos con los servicios de la UNRWA tales como ayudas sociales, limpieza o educación. Así, ha destacado que solo el 1 por ciento de los alumnos de Shuafat van a escuelas de la UNRWA y que en estas «hay incitación».

Los palestinos de Shuafat podrán hacer los exámenes de matriculación y estudiar en cualquier colegio de la ciudad: «Vamos a cerrar sus escuelas y a dar a los alumnos una esperanza», ha asegurado. «Donde funcionan los servicios municipales la población árabe está más satisfecha y es menos violenta. El tratamiento de los residentes como refugiados es una barrera para su avance y no tiene cabida», ha argumentado.

La UNRWA ha respondido ya que no ha recibido notificación alguna. «Las escuelas y otros servicios fundamentales que se prestan en la ciudad siguen funcionando», ha señalado la organización.

La ONG israelí Ir Amin ha recordado que los 30.000 palestinos de Shaufat forman parte de un colectivo más amplio de 120.000 palestinos que viven en Jerusalén Este pero más allá del muro de separación construido por las autoridades israelíes.

Estas personas, denuncia Ir Amin, están abandonadas por el Ayuntamiento ya sean los 30.000 refugiados de Shaufat o los otros 90.000 no reconocidos como refugiados. «Barkat ha abandonado completamente estos barrios y solo hay recogida de basura cuando hay peticiones expresas de los tribunales», denuncia Ir Amim.

Washington anunció el pasado 31 de agosto que Estados Unidos no aportará fondos adicionales a la UNRWA porque cree que soporta una carga presupuestaria «desproporcionada» y considera además que es «una operación irremediablemente fallida» porque se limita a dar ayuda de supervivencia sin ofrecer un futuro a los palestinos.

Desde que llegó al cargo, Trump se ha mostrado muy crítico con el dinero que Estados Unidos destina a ayuda internacional y, en concreto, ha cargado contra la UNRWA por considerar que no ha jugado el papel que debería para reactivar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos. La medida ha sido muy criticada a nivel internacional y encaja con la postura israelí, que rechaza reconocer el derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos